Foto : @CBAvenida

Noche de desfibriladores en Bilbao, ¡qué manera de empezar la temporada oficial! A prueba el corazón de un equipo (y el de sus aficionados) y prueba superada tras meterse Perfumerías Avenida en una nueva final, la de la primera Supercopa «a 4», venciendo a Spar UniGirona 74-78 en un partido que no pudo tener más alternativas, variantes y ser más rico en baloncesto, para ser el primer encuentro de la temporada. Una montaña rusa de sensaciones y juego para superar al eterno rival en un partido decidido al final gracias al talento y sangre fría de Maite Cazorla, autora de los siete puntos decisivos, pero bien trabajado coralmente y con mucha garra por todo el equipo, con Hof, Karlie y Leo como estiletes ofensivos. 

Qué raro se hace jugar cosas importantes sin público, pero es la «nueva normalidad» del baloncesto, la misma que te hace llegar a unas semis sin apenas entrenamientos y con una semana convulsa donde las haya. Así se plantaba Avenida en Bilbao con un quinteto formado por Silvia, Maite, Karlie, Emese y Nina. Muchísimo ritmo, una auténtica barbaridad para ser el día uno de la nueva temporada, de inicio, con dos equipos que tenían claras sus armas. UniGirona apostando por un físico muy importante, con Araújo o Reisingerova y una Eldebrink en estado de gracia desde el inicio. Le tocaba ir a las charras casi siempre a remolque, aprovechando balones interiores a Emese y Karlie azotando desde fuera. Ya en el primer parcial se cargó la interior checa de UniGirona de faltas, intentando defender duro pero llegando un poco tarde en cada acción, y eso sería un lastre en el duelo que tras diez minutos mostraba la igualdad que reinaría en todo el encuentro, 17-17.

Ese intercambio inicial dio paso a un mayor dominio catalán en el segundo parcial. Con un quinteto, a veces, formado por Vasic, Elonu, Araújo y reisingerova o Labuckiene, el tamaño obligaba a hacer demasiadas ayudas en el uno contra uno y servía para que campara a sus anchas Frida desde el triple. Cuando Avenida no pudo responder a cada golpe desde el perímetro comenzaron los problemas y las primera alarma naranja, con un +8 a favor de las de Girona que obligaba a parar el partido a Roberto. Consiguió mantenerse el equipo salmantino en duelo, haciendo la goma en diferencias más o menos cortas, mientras las catalanas mostraban su fondo de armario, ante la carga de faltas interiores, con un quinteto más abierto pero muy físico que, incluso, hacía más daño a Avenida. Una canasta de Leo dejaba la esperanza en el descanso, 37-33.

Lo mejor, tras ese segundo cuarto, el resultado. Avenida estaba en partido pero UniGirona daba sensación de poderío. Pero la película cambió y lo hizo de forma inmediata y desde la defensa. La salida de las charras fue radicalmente opuesta, haciendo un control excelente a las armas exteriores del rival, con fenomenales defensas de Silvia sobre Frida o Karlie sobre una mucho más alta Vasic. Poco a poco, como una hormiguita, dieron la vuelta al partido las azulonas (hoy de blanco) para ponerse por primera vez delante, pero no se iban a rendir las catalanas tan fácilmente. Algunos errores propios bajo el aro y el acierto exterior eran el prolegómeno de diez minutos de infarto, 56-57.

Infarto, sí, pero, además, disfrutando del baloncesto. Pudiera pensarse que el cansancio iba a hacer mella en estos momentos pero sacaron los fusiles a relucir ambos equipos para un festival de triples increíble. Leo, Cazorla, Karlie y Araújo y Frida respondiendo. Parpadear era un delito. Subía una marcha más defensiva Avenida, mientras Reisingerova, superada por Hof, se iba al banco ya con cinco faltas. Pudo sentenciar el conjunto charro, con un +4 y varias posesiones para rematar la faena pero la forma de reponerse de UniGirona fue sobresaliente con un 7-0 de parcial que dejaba contra las cuerdas a Avenida. La reacción, con nombre y apellidos: Maite Cazorla. en un minuto y medio anotó un triple, una bandeja y recibió la falta personal decisiva para sellar el triunfo desde el tiro libre con un segundo por jugar. Se hace mayor la canaria a pasos agigantados. 

Y eso, precisamente, sólo un paso es lo que ha dado Avenida en esta novedosa Supercopa. No hay ni mucho menos nada hecho pues este domingo se juega la final (21h por TDP) ante el anfitrión Lointek Gernika que, prórroga incluida y con otro partidazo, se ha deshecho de Valencia Basket. Llegarán las vascas con la moral por las nubes tras ese «victorión» y con ganas en su primera final de su historia. Nada que ver con aquel, que parece lejano, partido amistoso en Gernika, aunque las armas: Buch (imperial hoy), Colhado, Arrojo, Roundtree, son las mismas y conocidas.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter