Avenida afronta este jueves a las 20:30 en la Fonteta ante Valencia Basket la oportunidad de ser campeonas de la LF Endesa 21-22. Las azulonas buscarán el triunfo por la vía rápida, ante un rival que se la juega, que estará enrabietado para cambiar su desacierto y ante un pabellón de esos que “ponen”, lleno y apretando.

El estado físico de las charras, sigue siendo preocupante, tras esa paliza de temporada, aunque ligeramente mejor en jugadoras como Elonu o, sobre todo, Lou, que llegó enferma al partido del pasado fin de semana. Frente a Avenida estará un Valencia en su mejor versión es hablar del nivel más alto del continente.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Roberto Íñiguez: “La mentalidad siempre tiene que ser ganar”

De nuevo poco tiempo de pulir errores entre encuentros, aunque sí que lo hay para tratar de “mejorar ciertos detalles que podemos hacer mejor, siempre se puede mejorar pero sin embotar la cabeza de las jugadoras, encontrar el equilibrio de forma sencilla, para mí es el secreto. No hay que agobiar a las jugadoras, pero sí ayudarlas y darles herramientas para que se encuentren mejor en la pista”, explica Roberto Íñiguez, entrenador de Perfumerías Avenida. La sensación antes de un choque como el de mañana, “es una mezcla de disfrutar y sufrir y mañana sabemos que será difícil con un gran rival, sólido y que juega en casa. Esperamos su mejor versión como seguramente ellos esperen una mejor versión nuestra”. En cualquier caso, mente positiva en Roberto, “siempre he sido optimista con este equipo. La única mentalidad es ganar y no pensar que tenemos un partido más aquí, queremos ganar, como cada día”, además de que, “soy optimista, además porque, aunque ellas tengan mejor versión en otras jugadoras, en las nuestras AD y Lou llegan mejor físicamente, que el domingo llegaron disminuidas”, concluye el entrenador. Sin querer entrar en tempranas valoraciones, pensar en la Liga “es importante el título para el club y también para ellas, para el trabajo que han hecho y merece la pena este último esfuerzo, ahí tenemos que tener el foco pero el balance siempre será positivo pase lo que pase. Ya les he dicho que estoy orgulloso de ser su entrenador y pase lo que pase es una temporada maravillosa”, concluye Íñiguez.