Aula Valladolid no pudo despedir el 2022 con una victoria. Las vallisoletanas no pudieron frenar el ritmo del Costa del Sol Málaga, que supo jugar mejor sus cartas en los momentos clave del choque (21-30). El partido dejó grandes momentos: como el duelo en las porterías, con Carmen Sanz (12 paradas) y Merche Castellanos (16 paradas) empujando a sus equipos bajo los palos, los goles de Jimena Laguna y la capacidad de liderazgo de María O’Mullony. Las vallisoletanas perdieron su primer partido en Huerta del Rey y tendrán que esperar al 2023 para sumar una nueva victoria 

Hablaba Miguel Ángel Peñas en la previa del gran nivel defensivo que están mostrando sus jugadoras en los últimos partidos y lo cierto es que el equipo quiso refrendar sus palabras en el comienzo de partido con un parcial de 3-0 y una gran defensa. Pero nada en esta liga va a ser fácil y dos siete metros y la exclusión de María O’Mullony llevó hasta el empate (5-5, min.9). Y como si quisieran refrendar que este año son un equipo completa, el Aula Valladolid se desató en ataque para volver a abrir un pequeño hueco en el marcador cuando se sobrepasó el ecuador de la primera mitad (9-6). Con Jimena Laguna y María O’Mullony martilleando desde la primera línea, las blanquiazules volvían a encontrarse cómodas en la pista. 

Con el paso de los minutos llegaron también los cambios en ambos equipos, necesitados de frescura ante la intensidad que los dos proponían. Y ahí apareció Merche Castellanos para funcionar como un paraguas y dar la suficiente estabilidad a las malagueñas como para dar la vuelta al marcador. (10-11, min. 21). Supieron sufrir las vallisoletanas, que se vieron de nuevo en inferioridad por la exclusión de Lorena Téllez, pero salieron airosas para irse a descanso con empate en el marcador (14-14). Y lo hicieron gracias a su solidez en ataque y a una Carmen Sanz que también apareció en los momentos clave. Cuando el partido caminaba sobre la cuerda, dos paradas suyas permitieron que todo se tuviera que decidir en los segundos treinta minutos. 

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Y esa segunda mitad empezó con titubeos de ambos equipos, que seguían aferrados a la gran actuación de sus porteras para mantener una igualdad que amenazaba una y otra vez con romperse, pero que no parecía dispuesta a cumplir sus promesas (17-17, min. 37). Hasta la exclusión de María O’Mullony. La inferioridad y la pelea particular de las vallisoletanas con los palos, hasta cuatro dieron en estos primeros minutos, hizo mella en el conjunto local, que de repente se vio dos goles por detrás en un partido en que cada detalle era un mundo (18-20, min. 40). La primera superioridad de las Miguel Ángel Peñas, exclusión de Almudena Gutiérrez, tampoco sirvió para que las vallisoletas consiguieran empatar, pero sí detuvo el ritmo de las malagueñas, que de la mano de Rocío Campigli iban lanzadas en cada ataque. 

Y la rocosa defensa visitante había fundido las luces ofensivas blanquiazules. Cada taque era una tortura para elAula Valladolid que no encontraba el camino para seguir vivo en el encuentro (20-23, min. 50). Los puntos se le escapaban al club vallisoletano entre las manos después de diez minutos sin conseguir anotar. Demasiado tiempo para mantenerse en el encuentro ante un equipo como el Málaga. La mejor noticia para las vallisoletanas fue el regreso de Lorena Téllez, que debe ser un activo para la segunda vuelta. 

El Aula se despide así del 2022 y no dará la bienvenida al 2023 hasta el 13 de enero, cuando visitarán la pista del Granollers