Foto: @vggaribay

Al Aula Valladolid le espera un partido duro en su regreso a Huerta del Rey este sábado a las 19:00 horas. Tras dos semanas alejadas de su feudo, las blanquiazules vuelven a su casa para verse las caras con el Gijón, una de las grandes sensaciones de esta Liga Guerreras Iberdrola. Y es que las asturianas son segundas en la clasificación y no pierden desde el 17 de noviembre, cuando cayeron ante el líder, el Super Amara Bera Bera.

“Vamos a jugar otro de esos partidos importantes de la temporada. Y es que tenemos que recibir al Gijón, que va segundo en la clasificación y por méritos propios. Si miramos la clasificación, solo han perdido dos partidos: contra el Bera Bera y contra nosotros en la primera vuelta. No por eso vamos a pensar que vamos a ganar, aunque lo que sí sabemos es que el partido va a ser realmente complicado”. Así comenzaba Miguel Ángel Peñas su análisis de un encuentro vital para los intereses del Aula Valladolid.

Si miramos hacia atrás en el tiempo, el encuentro entre las vallisoletanas y el Gijón es uno de los mejores partidos de las blanquiazules, que se impusieron con un ajustado 29-31. Desde entonces, las asturianas solo han cedido frente al Bera Bera.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

“Tienen un gran bloque que ya empezaron a construir el año pasado. Además, cuentan con Juliana Borges, una jugadora que ha mejorado el buen equipo que ya tenían. Si empiezas a sumar tienen un bloque de diez u once jugadoras que han sido capaces de mantener el gran nivel”, destacaba el entrenador vallisoletano, que acumula varias semanas de intenso trabajo.

“Nosotros nos estamos readaptando, sobre todo en ataque. Tenemos que cambiar cosas en el lateral derecho y quizás nos está costando más de lo que podíamos pensar. Seguimos trabajando para mejorar y para ser capaces de mantener lo que sí que tenemos claro: el sistema defensivo y correr en las transiciones”. Y es que en medio de todos los cambios que se han sucedido en el último mes, el Aula Valladolid necesita recuperar las buenas vibraciones en Huerta del Rey.