El Caja Rural Aula Valladolid se impuso al Balonmano Morvedre en un partido en el que las vallisoletanas pisaron el acelerador en la segunda mitad (22-31). Tras sumar el triunfo en Tenerife, las jugadoras que dirige Sergio Escudero volvieron a mostrar sus mejores virtudes para seguir enganchadas al grupo de cabeza. Con esta victoria, las blanquiazules adelantan al Atlético Guardés y se colocan quintas en la clasificación de la Liga Guerreras Iberdrola.

El Caja Rural Aula Valladolid aprovechó una temprana exclusión para abrir una pequeña ventaja en el marcador con un gol en primera oleada de Amaia G. De Garibay (1-3, min. 6). Las valencianas trataban de ralentizar su ataque para evitar pérdidas y no favorecer el juego rápido de las vallisoletanas, pero alargaban tanto su juego que acabaron rozando el pasivo una y otra vez. Pero ya avisaba Sergio Escudero en la previa que el Morvedre era un equipo incómodo, con mucha capacidad para variar su defensa. Y, aprovechando las pérdidas de las blanquiazules, las locales se agarraron al partido a pesar del buen comienzo del Caja Rural Aula Valladolid (4-6, min.15).

Las vallisoletanas no conseguían encontrar el ritmo adecuado de juego y jugaban a tirones, con momentos muy buenos y pequeños baches que permitieron a las valencianas empatar el encuentro (7-7, min. 18). Con los cambios habituales del Caja Rural Aula entró la segunda unidad, con Elba Álvarez y Danilo So Delgado muy inspiradas. Pero enfrente el Morvedre se mantenía con las defensas interiores de las blanquiazules, que volvían a conceder demasiados siete metros.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Con las hermanas Bergara en el centro de la defensa, una buena actuación de Carmen Sanz en la portería y buenas transiciones, el Caja Rural Aula consiguió un parcial de 2-4 en los últimos cinco minutos que le sirvieron para irse 12-15 al descanso. Pero las buenas noticias se acababan ahí, ya que con superioridad, las blanquizales permitieron un gol sobre la bocina y, además, vieron su primera exclusión del partido con los dos minutos a Elba Álvarez.

Pero como suele pasar con el equipo vallisoletano, en la inferioridad sacó lo mejor de sí mismo. Tras cinco minutos con una buena defensa y una gran Carmen Sanz, Cristina Cifuentes marcó al contraataque para poner la máxima diferencia en el marcador (13-18, min.35).

A partir de ese momento, el encuentro solo tuvo color blanquiazul. Con los goles de Danilo So Delgado y de Elba Álvarez como punta de lanza, el Caja Rural Aula fue sumando piedra a piedra una diferencia que no dejaba de crecer y que alcanzó los siete goles a falta de diez minutos para el final (19-26). Las vallisoletanas se sintieron cómodas con esa distancia en el marcador y pudieron forzar el juego rápido que tanto les gusta.

Al final, el Caja Rural Aula Valladolid consiguió una victoria importante, que le permite seguir enganchado a la zona alta de la clasificación una jornada más. Las blanquiazules afrontarán el parón invernal tras recibir este viernes al Balonmano Porriño en Huerta del Rey.