Foto: Captura Yuotube

El Aula Valladolid estará entre los ocho equipos que juegue por ganar la Copa de las Reina. Las vallisoletanas tuvieron que esperar a superar el ecuador de las segunda mitad para certificar su pase y acabar así con la resistencia de un Lanzarote que acabó cediendo al brazo de María O’Mullony, que terminó con 17 goles, y a los buenos momentos de las defensa blanquiazul (28-34).

Un primer parcial de 0-3 permitió que las de Miguel Ángel Peñas pudieran jugar con tranquilidad los primeros minutos de la mano de una María O’Mullony que sigue en un momento de forma extraordinario. La zamorana asumió la responsabilidad ofensiva del equipo. Enfrente, el Lanzarote encontró un filón en los 6 metros, donde encontró a Martina Cobo para aferrarse al partido (4-7, min. 10) a pesar de que las canarias sufrieron dos exclusiones en estos primeros compases del encuentro. 

Un gol de O’Mullony desde los siete metros llevó las ventaja hasta los 5 goles (6-11) para dar tranquilidad al equipo de Miguel Ángel Peñas, que apretaba en defensa para tratar de abrir aún más la distancia en el marcador. 

Y, como en cada partido, el técnico vallisoletano introdujo rotaciones para mantener el nivel físico hasta el final. Porque el paso de los minutos provocó problemas en el ataque blanquiazul, que entró en una espiral de pérdidas que dio aire a las canarias, que pudieron marcar con facilidad gracias a su rápida primera oleada para reducir la ventaja a solo dos goles (11-13, min. 22). 

Un tiempo muerto de Peñas trató de reconducir el ataque blanquiazul, pero sin conseguirlo. Las canarias redujeron la ventaja blanquiazul al mínimo antes del descanso (13-14). 

Las canarias empataron tras el paso por los vestuarios 16-16 (min. 32), pero reaccionaron ahí las vallisoletanas, que con un parcial del 0-3 volvieron a coger aire en el marcador (16-19, min. 34). Una doble exclusión de las canarias en las misma posesión y una mejor lectura del ataque permitió que las blanquiazules llevaran la ventaja de nuevo hasta los 5 goles (17-22, min. 39).

Y, como si fuera un calco de la primera mitad, las locales volvieron a apretar en defensa para acercarse de nuevo en el marcador (21-23, min. 44). Fue justo en ese momento cuando la defensa blanquiazul empezó a funcionar. Cerrada en el 6:0, frenó en seco la primera línea del Lanzarote para robar y dar aire al ataque. Fueron 5 minutos en los que las locales no consiguieron marcar y en los que el Aula Valladolid sentenció su pase a la fase final de la Copa de la Reina (21-28, min. 50). Al final 28-34.