Foto: Valentín G. de Garibay

Vuelve la competición para el Aula Valladolid después de que a las blanquivioletas se les escapara entre los dedos la victoria ante el Unicaja Banco Gijón la pasada jornada. Las vallisoletanas suman dos jornadas consecutivas sin conseguir la victoria y por eso viajan hasta las Islas Canarias con la intención de volver a la senda de la victoria ante el Zonzamas Cicar Lanzarote, el colista de la Liga Guerreras Iberdrola (este sábado a las 20:00h., hora peninsular). Las de Miguel Ángel Peñas saben que necesitan sumar los dos puntos para no descolgarse de la parte alta mientras siguen adptándose a los últimos cambios sucedidos en la plantilla.

Lo tiene claro también Miguel Ángel Peñas, que ha transmitido a la plantilla la importancia de este encuentro. “Sabemos que jugamos contra el colista y sabemos que aún no han ganado ningún partido. Nuestra situación es la que es: hemos caído dos veces de forma consecutiva. Sabíamos que podía pasar porque estamos intentando restructurar el equipo tras la baja de Lorena. Y nos está costando. Considero que entra dentro de la normalidad perder con el Atlético Guardés y el Gijón, pero ya sabemos que no podemos fallar. Así que desde aquí apelo a la conciencia del grupo para sacar el partido adelante y poder seguir en la parte de arriba de la clasificación”.

Y es que el Aula Valladolid ha caído en las dos últimas jornadas ante dos de sus rivales directos y necesita una victoria para recuperar las buenas sensaciones y olvidarse del sabor agridulce de los últimos resultados.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

“Yo he visto al equipo trabajar muy bien durante esta semana y creo que no nos ha afectado esa derrota tan ajustada en casa ante el Gijón. Así que espero que seamos capaces de sacar el partido adelante para volver a sumar. Sabemos que Zonzamas Cicar Lanzarote ha fichado a un par de jugadoras para reforzar el equipo, pero debemos imponernos para traernos la victoria”, ha explicado el técnico vallisoletano.

Tras este encuentro, las vallisoletanas no jugarán el fin de semana del 5 y 6 de marzo, ya que se para la Liga Guerreras Iberdrola por los compromisos internacionales de la selección. Pero no podrán dejar de pensar en la competición, ya que el miércoles 9 de marzo tienen un importantísimo partido ante el Balonmano Elche. Este choque, que se tuvo que aplazar por culpa de un brote de coronavirus entre las ilicitanas, corresponde a la jornada 11 y es una oportunidad para que las blanquiazules vuelvan a mirar hacia arriba.