Hasta la sexta aparición hubo que esperar para ver la rendición del Recoletas Atlético Valladolid en Huerta del Rey. Fue en partido aplazado (J10) y ante un histórico renacido que demostró pocas grietas en su juego, presentó una compacta defensa y en ataque funcionó como un martillo pilón cuando tocaba decidir a sus hombres importantes tales como Salinas, Odriozola, De la Salud o Bartok. Recoletas notó la baja de Turrado atrás y en ataque solo pudo desactivar a ratos la defensa irundarra. Ausente Víctor Rodríguez y con Jorge Serrano sin protagonismo, los de Pisonero tuvieron que volver a hacer un esfuerzo físico extra y reinventarse en ataque con Adrián Fernández (10 goles hoy) de estilete, para competir ante un oponente de máxima calidad.

La primera parte fue de color visitante y de amplia anotación. Los equipos comenzaron a ritmo alto, Bidasoa con una rápida circulación de balón y atenazando a los locales con una impenetrable defensa 6:0, tomó ventaja, 3-6 min.10. El buen repliegue irundarra impedía además que Recoletas anotase con fluidez en transición. De esta manera los visitantes gracias a la producción del central De la Salud, el extremo Kauldi Odriozola y el lateral húngaro Donat Bartok, aumentaron su renta hasta los cinco goles que no fue a más gracias a la labor ofensiva de Adrián Fernández y la presencia del capitán Diego Camino, que con tres tantos consecutivos desde los 7 metros permitió que los gladiadores azules llegaran al descanso aún vivos, 15-19.

En la segunda parte Bidasoa empezó imponiendo su rocosa defensa con Tesoriere y Da Silva en el centro mas Aguinagalde y Bonanno, y no permitía mover el balón con comodidad al Recoletas. Así los vascos tomaron 6 goles de renta, pero una vez más los gladiadores azules tiraron de casta y de repertorio defensivo consiguiendo reducir el marcador a un 21-24 esperanzador, min.41, pese al festival goleador de De la Salud. En la última fase del choque Recoletas apretó aún más en defensa y tiró de corazón hasta ponerse a dos (29-31), con tres minutos y medio aún por jugar, pero Bidasoa sobrevivió a la presión de un Recoletas que nunca se rindió.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El técnico del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, analizaba así el choque de hoy en la rueda de prensa posterior al mismo “creo que hemos jugado bastante bien aunque mediatizados por la primera parte que no hemos defendido bien, no hemos recuperado pelotas, ni jugado a gusto. Con los centrales nos hemos podido meter en partido, hemos estado fluidos en ataque y al final hemos podido ajustar la defensa abierta pero no ha sido suficiente”.

Por su parte el entrenador del Bidasoa Irún, Jacobo Cuétara, comentaba que se ha vivido un “sabíamos que veníamos a una cancha complicada ante un equipo que ha comenzado el campeonato a muy buen nivel. Veníamos con bajas de titulares y hemos tenido que jugar con dos zurdos en primera línea todo el partido. Al final cometimos alguna precipitación y Recoletas metió goles rápido, así que tuvimos que jugar a ganar y contemporizar”.