@atlvalladolid

Los gladiadores azules querían regalar la última alegría del año a la afición. Para ello, se enfrentaban a un rival, en principio, idóneo por su situación clasificatoria. Nada más lejos de la realidad, los madrileños demostraban en un gran primer tiempo que por juego y coraje merecen más puntos en la categoría.

Empezaba el encuentro igualado en los primeros compases, pero con rentas siempre favorables a Alcobendas. David Pisonero se veía obligado a pedir el tiempo muerto con 6-9 en el marcador. Los nuestros no reaccionaban y al descanso el electrónico señalaba un 11-14. Tocaba cambiar piezas y remar en la segunda parte.

En la reanudación, los castellano y leoneses ajustaron su defensa 6:0, esto, unido con las intervenciones de Carlos Calle, ponía de nuevo la igualada entre ambos contendientes. Abel Serdío volvía a ser el mejor de los vallisoletanos, su inteligencia desde los seis metros daba aire al Atlético y desesperaba a los visitantes.

Los últimos minutos no iban a ser aptos para cardíacos. Tras una gran jugada combinativa, Gonzalo Velasco ponía el empate a 24-24. Quedaban 14 segundos y a los pupilos de Pisonero les tocaba poner a prueba «la pizarra». La bola llegaba a Daniel Pérez, el extremo izquierdo demostraba que no le tiembla el pulso en los momentos de presión y metía un golazo para conseguir los últimos dos puntos del año y llevar el delirio a Huerta del Rey.

25- Recoletas Atlético Valladolid: Calle (César); Diego (1), Nico (1), Héctor (1), Turrado, Dani (2), Adrián (1), Río (4), Serdio (8), Miguel, Roberto (1), Gastón, Camino, Manu (3), Víctor (3).

24- Secin Group Alcobendas:  Patotsky; Santiago (1), Admir (3), Mikel, Manuel (4), de la Rubia (5), López (2),  Adrián, Velasco (3), Ortega (3), Jose María, Crespo, Gimeno (3), Asier (1), Thorsson, Mario Nevado.