@ADEMARLEON

El Ademar León recibe a los húngaros el sábado a las 19:30h en el Palacio Municipal de los Deportes.

El equipo llega después de conseguir una gran victoria en Cuenca, décima consecutiva en la competición liguera, que le permite encarar con cierto margen los próximos choques para hacerse con la clasificación para la Copa Asobal, que se disputará en diciembre en Valladolid.

Los nuestros se repusieron del golpe de perder en la ida de la eliminatoria ante el Balatonfüredi y sacaron la garra que les caracteriza para llevarse el botín en una contienda tremendamente complicado. Pero ahora toca pensar en la remontada. Los leoneses intentarán aplicar la máxima de defensa y contraataque para superar a los húngaros, que son fuertes y rocosos y se sienten cómodos en el 1×1 debido a su mayor peso y envergadura.

Manolo Cadenas cuenta con varias dudas, más allá de la lesión de Acacio. Tin Lucin, Rubén Marchán, David Fernández y Pedro Martínez tienen diversias molestias, aunque se espera que puedan ser de la partida para un encuentro crucial.

Objetivo: llenar el Palacio

El club ha dispuesto de más de 500 entradas para repartir en los colegios, con el fin de que el Palacio presente un ambiente espectacular. No solo esto, sino que todos los aficionados que quieran una entrada en taquilla recibirán, si lo desean, otra para que un menor de 14 años asista al evento.

El club entregará 300 banderas de León y contará con una Fan Zone en el hall con Dj desde las 18:00h hasta las 19:15. Durante el duelo, habrá un servicio de ludoteca guardería de Tataruga para todos los niños y niñas, de hasta 12 años, que quieran utilizar este servicio gratuitamente.

El Abanca Ademar León ha puesto todo de su parte para que el Palacio de los Deportes luzca sus mejores galas y, con esa magia de los partidos especiales, ruja más que nunca para guiar a los suyos hacia la victoria.