Vuleta_Diego_Rubio

Castilla y León estará representada esta Vuelta a España por un solo ciclista, el abulense Diego Rubio del Burgos BH. El corredor, que a sus 27 años lleva ya 6 como profesional y que hasta el año pasado militaba en el Caja Rural, buscará brillar en las etapas de media montaña, su especialidad.

No será el único contacto con nuestra comunidad de la ronda hispana. Cinco serán las etapas que transcurrirán por nuestras tierras: la 9ª que unirá Talavera de la Reina con La Covatilla, la 10ª, entre la capital salmantina y Fermoselle, en Zamora. La undécima dejará las tierras castellanas partiendo de Mombuey en dirección a la Ribera Sacra.

La vuelta volverá a nuestra comunidad  un par de días después como meta de la 13ª etapa, que partiendo de Candas, en Asturias, concluirá en un ascenso al pico leonés de La Camperona, un pico que ha sido votado por los participantes en una encuesta de la organización como la subida más popular de esta edición de 2018. Se trata de una dura montaña con rampas de más del 25% y que ya se ascendió en la edición de 2016.

La ronda nacional abandonará Castilla y León el 8 de septiembre con la 14ª etapa, que unirá la localidad leonesa de Cistierna con la asturiana de Las Praderas.

Míticos participantes castellano y leoneses en la vuelta

La solitaria presencia de Diego Rubio no hace justicia a la larga tradición de ciclistas de nuestra comunidad que han participado en la Vuelta a España. El más famoso de ellos, sin duda, el mítico Perico Delgado, vencedor del Tour de Francia en 1988 y dejó actuaciones inolvidables en la retina de los aficionados al ciclismo. El segoviano se proclamó campeón de la ronda nacional en 1985 y 1989.

Otro gran corredor de huella imborrable en la Vuelta a España, con victorias en los años 2000, 2003, 2004 y 2005 a las órdenes de Lance Armstrong, carrera que por desgracia se truncó en 2006 por las acusaciones de dopaje. Es el único ciclista que ha ganado 4 veces la ronda española.

Otros corredores inolvidables que proceden de Castilla y León son el malogrado escalador Chava Jimenez,  o el abulense Ángel Arroyo, que a punto quedó de ganar el Tour de Francia en 1983.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here