Foto: Daniel Pérez

Las últimas jornadas en Liga Asobal están siendo de infarto, en ésta de nuevo volvieron las derrotas para Atlético Valladolid y Nava, por su parte el Ademar ganó, aunque el resultado ya no sirve para lograr plaza en competició europea.

Huesca asaltó el hogar de Nava (29-30) y pone en serios problemas al conjunto navero, sólo un punto por encima del descenso tras la victoria en esta jornada del Sinfín– Frigoríficos Morrazo (32-31). Quedan dos jornadas y los naveros siguen dependiendo de si mismos para evitar el descenso.

El Bidasoa Irún doblegó con comodidad al At. Valladolid (33-26) para recuperar la segunda posición. Los gladiadores azules quedan ahora tres puntos por encima del descenso.

Ademar León retuvo los dos puntos en casa frente a Helvetia Anaitasuna (34-33).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

La fortuna sigue dando la espalda a Nava. El conjunto de Zupo luchó y peleó para lograr una nueva victoria ante su público, pero los últimos 60 segundos resultaron fatídicos para los intereses de los naveros. Un último minuto donde el Bada Huesca hizo el 29-30 a tan solo 12 segundos para el final y donde Horiha tuvo un último lanzamiento que no encontró el destino buscado.

Comenzó algo nervioso el cuadro local, lo que aprovechó el conjunto oscense para marcar las primeras diferencias en el marcador. El primer parcial reflejaba un inquietante 1-4 para el equipo visitante, pero Nava fue ajustando la defensa y afinando en ataque y al menos evitó que la deferencia fuera cada vez mayor. Un tanto de Prokop a seis segundos para el descanso provocó el primer empate (14-14) en toda la primera parte.

En el segundo tiempo Nava marcó primero, gracias al tanto de nuevo de Prokop, y a partir de ahí pudo mantenerse en el encuentro. Mayor igualdad en estos segundos 30 minutos, donde Pérez Arce y Villagrán volvieron a ser los estiletes del conjunto navero.

En el ecuador de este segundo tiempo el Bada Huesco intentó estirar el marcador (22-25), lo que obligó a Zupo a pedir tiempo muerto. Nava reaccionó, y con un par de accionese D´Antino, una de Pérez Aarce y otra de Horiha logró el empate a 28 a cinco minutos para el final.

Se entraba así en el momento de la verdad, que por desgracia supo resolver mejor el Huesca que BM Nava. Anotó Sergio Pérez para los visitantes, respondía el reaparecido Darío Ajo para los locales y ambos técnicos agotaban sus tiempos muertos para preparar el último minuto. Nava tenía el balón pero una pérdida permitió a Adrián Pérez marcar para el Huesca a 23 segundos para el final. Luego llegó el intento de respuesta local, pero el portero oscenso César Oliveira detuvo el lanzamiento de Horiha.

Al final, 29-30 para el Huesca y el Nava que se mantiene con 20 puntos fuera de los puestos de descenso. Quedan dos jornadas y los naveros dependen de si mismos, pero necesitan ganar a Benidorm en tierras levantinas o en casa al Anaitasuna de Pamplona.