Volvió Bembibre a sufrir una derrota a domicilio, esta vez por 71-58 ante uno de los mejores equipos de la Liga Femenina, Gernika Bizkaia, que aprovechó un decepcionante segundo cuarto de las del Bierzo Alto para administrar la renta y quedarse con el average, lo menos importante ante este rival. Tuvo opciones de obtener un mejor resultado el cuadro berciano y seguramente recibió demasiado castigo, pero faltó constancia para derrotar a un equipo de este nivel, de Eurocup Women, al que había superado en los cuatro últimos enfrentamientos.

Sin embargo, no se repitió la historia y Maloste volvió a ser terreno maldito para la escuadra berciana, que no pudo celebrar con triunfo el partido número 200 de Roselis Silva en la competición. Acusó mucho los pobres porcentajes en los lanzamientos de dos, varios de ellos bajo el aro, aunque el resultado resulta engañoso porque las de Diego García llegaron a estar a 2 puntos en el último cuarto e incluso se pusieron a 3 a falta de dos minutos. Sin embargo, los problemas de acierto agravados con las pérdidas acabaron siendo un lastre insalvable ante un adversario que dominó muy fácilmente cerca de los aros.

No hubo tantos problemas al inicio, ya que, aunque las locales se adelantaron en el luminoso, las bembibrenses replicaron con un triple de Silva y un 2+1 de Laura Westerik. Dominó los primeros minutos y llegó a doblar en el marcador después de una bandeja de Erin Whalen, pero las vizcaínas consiguieron equilibrar el resultado después de una canasta de Gabija Meskonyte que cerró un parcial de 6-0. Contestó Westerik desde el perímetro y Ainhoa Lacorzana hizo un pleno desde el tiro libre para romper la igualdad, pero las locales volvieron a acertar para dejar un resultado muy parejo (16-17) al final del primer periodo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Selló la remontada Andrijana Cvitković castigando tras rebote ofensivo, pero Anna Palma y Whalen, que acabaron con 10 y 13 puntos respectivamente, mantuvieron en ventaja al cuadro berciano. Se esfumó y las de Anna Montañana recobraron la iniciativa con una acción inverosímil de Brooque Williams contestada por Veera Pirttinen desde lejos. Se endureció el choque y las de Diego García salieron dañadas, ya que las locales apenas fueron castigadas con una falta en ocho minutos y firmaron una racha de 11-0 que acabaría siendo mortal. Frenó la sangría Lacorzana desde los 4,60 para poner el 39-29 al descanso.

Estaban obligadas las del Bierzo Alto a mejorar en las dos zonas si querían resucitar el partido y Anna Palma asumió los galones de capitana en un parcial que llegó al 0-9 con una canasta de Anniina Äijänen y puso el 40-38. Sin embargo, volvieron las gernikarras a castigar en la zona y obligaron a Diego García a parar el duelo. La respuesta fue la peor posible, con una pérdida y encajando ocho puntos que obligaron a otro esfuerzo. Un triple de Whalen y un tiro libre de Vanessa Austin dieron una fe que apagó Cvitković con un triple como antesala del 53-44 que firmó Meskonyte con una bandeja sobre la bocina.

¿Qué quedaba por hacer? Aferrarse al acierto exterior pareció la solución y Pirttinen, que anotó tres veces desde el perímetro, se negó a que hubiera una rendición tan temprana, creyó que aún había esperanza y anotó un triple que inició un parcial de 7-0 que dio una vida extra a las bercianas. Sin embargo, el posterior intercambio de canastas dificultó una situación mejor en los siguientes minutos a pesar de un triple de Silva que puso el 61-58, ya que contestó Laura Spreafico a continuación desde el perímetro para poner casi la rúbrica e iniciar una racha de 10 puntos sin respuesta que cerró el choque con el 71-58.