Los palentinos son séptimos tras el encuentro

El pasado martes el Cristo Atlético ganó fuera de casa 1-3 ante el Briviesca. El Briviesca quería mejorar su posición en el torneo después de empatar el último partido disputado frente al Atl. Bembibre (0-0). Respecto al equipo visitante, el Cristo Atlético perdió por un resultado de 0-1 en el partido anterior ante la Arandina. Con este buen resultado el conjunto palentino es séptimo, mientras que el Briviesca es decimonoveno a la conclusión del encuentro.

El encuentro comenzó de modo inmejorable para el equipo visitante, que inauguraba el casillero con un tanto de Blanco a los 19 minutos. Con posterioridad anotaba el conjunto visitante gracias a un gol de Zubi a los 22 minutos para establecer el 0-2. Pero posteriormente el Briviesca se aproximaba en el marcador gracias al gol de Rubén al borde del final, en el 47, finalizando la primera parte con el resultado de 1-2.

En la segunda mitad la suerte llegaba para el Cristo Atlético, que se distanciaba en el marcador con un gol de Alvarito en el minuto 71. Finalmente, el duelo concluía con un 1-3 en el marcador.

Ambos entrenadores hicieron movimientos en los banquillos. El entrenador del local dio entrada a Sedano, Martinez y Aldave por Juanpa, Soto y Cristian, mientras que el Cristo Atlético dio entrada a Viti y Alvarito por Kaká y Blanco.

El árbitro mostró seis tarjetas amarillas al Briviesca (concretamente a Soto, Renedo, Mena, Soto, Renedo y Arce). También mostró una tarjeta roja al equipo local, lo cual provocó la expulsión de Renedo (2 amarillas). El equipo visitante se fue del partido limpio de tarjetas.

Para la siguiente jornada, los dos equipos jugarán en casa. El equipo briviescano se enfrentará a la Arandina y, por su parte, el Cristo Atlético se enfrentará a La Bañeza.