Foto: @cbasketleon

La mayoría de los Ayuntamientos incorporan entre sus tasas, aquellas por las que se cobra el uso de las Instalaciones Deportivas, cuestión que genera no poca controversia y sobre la que hemos querido preguntar a los aficionados, habiendo obtenido un claro apoyo a favor de su gratuidad.

El 43% de los castellano y leoneses desean que las Instituciones Públicas faciliten de manera gratuita sus instalaciones deportivas a los equipos federados. Esta opinión refuerza las reivindicaciones de no pocos equipos de nuestra comunidad, que ven en el coste de las instalaciones deportivas, un gravamen que dificulta todavía más su ya de por sí compleja labor y encarece sus presupuestos. Especialmente cuando trabajan con la cantera (menores de 18 años).

Únicamente un 29% de los participantes, se decanta por limitar este planteamiento de gratuidad, en aquellos casos en que los clubes beneficiados cobren luego entrada para presenciar los partidos. En esta posición, estarían determinados Ayuntamientos de nuestra región, que, si bien no se han acogido del todo a la gratuidad apoyada por nuestro grupo mayoritario de encuestados, limitan las posibles bonificaciones a aplicar, al hecho de que los equipos que las utilicen, no cobren después a los aficionados por presenciar sus encuentros.

A pesar de estas opiniones favorables, la cuestión dista mucho de ser pacífica y fácil de consensuar ya que un 16% de los ciudadanos se niega de manera rotunda y tajante al uso gratuito de las instalaciones deportivas públicas por parte de los equipos federados, entendiendo que han de ser pagadas en todas las ocasiones. Una opinión que deja fuera cualquier excepción, como la que se plantea en caso de que quienes las usen en estos equipos sean por menores de edad, y que fue secundada por un 13% de los ciudadanos.

Es evidente que los clubes y las federaciones deben de trabajar con intensidad en la  concienciación de la labor social que realizan, para lograr vencer la resistencia y las limitaciones que se plantean por un buen grupo de ciudadanos. Muchos tal vez piensan que, en la mayoría de estas actividades, subyacen intereses económicos -beneficios- para los organizadores. Pero se ignora que a una parte importante de los equipos del llamado deporte aficionado les cuesta, cada temporada, mucho esfuerzo y dinero sacar adelante las diferentes actividades y que las cuentas cuadren.