Mirar al futuro con exigencia y confianza para que el Real Valladolid continúe en crecimiento. Así habló David Espinar este jueves en un acto con la prensa en el que afirmó que se va a trabajar en pro de la comidad de los aficionados que acudan al Estadio José Zorrilla, abordó el incremento en el presupuesto de cara al próximo curso, y sobre todo incidió en el proyecto de la ciudad deportiva, el más ambicioso en cuanto a infraestructura de los que se van a abordar a corto plazo. 

“La gran obra que esperamos es la ciudad deportiva. También el estadio seguirá teniendo mejoras para que cada vez sea más confortable para abonados y visitantes” apuntó el director de gabinete de presidencia, quien detalló que “todo tiene unos trámites burocráticos que hay que cumplir por lo que no pienso que empecemos a construir antes de octubre” ya que “el proyecto está pendiente de llegar a acuerdo en tres o cuatro puntos mínimos, luego redactar convenio, firmar, que se saque a disposición pública como cualquier otra y veremos el retraso que eso conlleva, es habitual”. No obstante, considera que “una vez que empecemos a construir, irá rápido” e indicó que el presupuesto para esta mejora, piedra angular en el futuro blanquivioleta, “es algo que teníamos muy ocupado con la parte correspondiente a la mejora de infraestructuras que corresponde del Plan Impulso de LaLiga”.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Sobre el presupuesto general David Espinar aclaró que “obviamente se va a incrementar, estimamos que los derechos de televisión, en comparación con este año, sea unas cinco veces más”. Un dinero que “tenemos que aprovechar de la mejor manera para seguir creciendo” y una parte, como es lógico, se destinará a reforzar la plantilla: “Todos los clubes quieren mejorar su plantilla, es algo consustancial al deporte profesional, y requiere un esfuerzo mayor hacerlo con la vista puesta en primera. Tenemos una base muy consistenten que permite afrontar con confianza cualquier operación”. Además, habló de ver con “normalidad las ventas de futbolistas, forman parte de la cuenta de resultados y los grandes clubes son clubes vendedores, forma parte del desarrollo de cualquier club” y subrayó que el Real Valladolid tiene “colchón económico que te permite ser más exigente”.

Por último, el portavoz de la entidad adelantó que “no tardaremos mucho en anunciar la campaña de abonados” al tiempo que recordó que “la temporada no ha acabado” y que “estamos con mucha ilusión tras haber tenido récord histórico en Segunda con 18.000″. Y abogó por mantener la filosofía de Club puesta en marcha el pasado verano por lo que se va a seguir fomentando en los equipos ser “protagonista, director de los partidos, poseedor del balón”.