Dani Santos supervisa el calentamiento de sus jugadores

La incertidumbre es la nota predominante, tanto en la vida como en el deporte. Mientras la Federación persiste en su idea de finalizar la temporada, el escepticismo, y la realidad alejan esta posibilidad, cada vez más, sobre todo, en las categorías modestas del fútbol español. De cómo vive este momento él y sus futbolistas charlamos con el entrenador del Real Burgos, Dani Santos.

Sin duda la principal preocupación del entrenador, “es que todo esto pase lo antes posible”, Santos, reconoce, “que el fútbol, en las actuales circunstancias, pasa a un segundo plano”. Aunque por supuesto le gustaría conocer cuándo se puede reanudar la competición y en qué circunstancias.

Nada hace indicar que el balón pueda comenzar a rodar en las próximas semanas, “además hará falta un periodo de adaptación tras un parón tan largo”. A nadie le pasa desapercibido la especiales circunstancia del Grupo VIII, ya de por sí, sobrecargado de jornadas con 21 equipos, “no se cuándo se pueden encontrar fechas”. En el escenario de una posible reanudación, habría que tener en cuenta que la mayoría de los equipos están compuestos por jugadores aficionados, con la dificultad que puede suponer para muchos de ellos jugar entresemana.

Dani Santos mantiene periódicamente contacto con sus jugadores, “les pasamos ejercicios para mantener, en la medida de lo posible, el tono físico. Alguno cuenta con jardín en casa y eso les facilita la labor”.
En relación al buen momento que atravesaba el equipo, tras cinco victorias consecutivas, el entrenador del Matagigantes lamenta el parón, “el equipo había logrado un nivel de madurez muy alto, los refuerzos de invierno han funcionado muy bien”. Eso, sumado a que el equipo se había liberado de la presión que significaba acercarse a la zona baja, “nos hace ser muy optimistas, además tres de los próximos cuatro partidos eran en casa” y añade, “hemos ganado fiabilidad en todas las líneas”.
En relación a cómo puede ser la vuelta a la competición, en caso de producirse el reinicio de la misma, “todos los equipos vamos a partir en las mismas circunstancias”, y añadía, “creo que estamos logrando mantener también la moral alta, tras los buenos últimos resultados”.

Por último Santos nos comentaba, que casi todos los jugadores ha vuelto a sus casas, excepto los sudamericanos, y un par de nacionales, que siguen en los pisos de Burgos.