Después de horas de incertidumbre y preocupación para la afición rojiblanca, parece que finlamnete se ha encontrado una solución para los problemas surgidos en la compra del Zamora CF por parte de los que aspiran aser sus nuevios propietarios, el Grupo Lopera. Los nuevos propietarios, se harán cargo del embargo de Hacienda sobre las acciones del club, propiedad del actual presidente Víctor de Aldama.

El Grupo Lopera deberá adelantar más de medio millón de euros para levantar el embargo y así continuar con la compra del club. Esto permitirá evitar el descenso administrativo por impagos a los jugadores antes del 30 de junio, fecha límite para abonar las nóminas adeudadas.

Inicialmente, la compra se paralizó debido a un embargo de Hacienda sobre acciones valoradas en 520.000 euros, pertenecientes a la empresa MTM180 del Zamora CF. Este embargo supuso un gran obstáculo, ya que la deuda debía ser saldada de inmediato para seguir adelante con la transacción.

El acuerdo se formalizará en las próximas horas, permitiendo a los nuevos propietarios abonar las deudas a los jugadores y evitar el descenso administrativo. Luego, se centrarán en poner al día al resto del personal y planificar la próxima temporada en Primera RFEF.