La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, con el objeto de dinamizar las estructuras económicas de las explotaciones agrarias en la Comunidad, promueve una reorganización racional de la propiedad rústica privada mediante procesos de concentración parcelaria.

Para desarrollar plenamente esta reestructuración de la propiedad es necesario realizar una serie de obras, principalmente viarias y de drenaje, que requieren de una planificación previa. Estos elementos son básicos para la renovación de las estructuras productivas de las explotaciones agrarias, lo que permitirá dinamizar, rejuvenecer y modernizar el sector agrario.

El plan de mejoras territoriales y obras que se publica este jueves en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) establece las condiciones y la clasificación de las obras a desarrollar en el proceso de concentración parcelaria de la zona del Páramo Bajo Secano, en la provincia de León. Estas actuaciones quedarán posteriormente definidas con la redacción de los correspondientes proyectos de obra.

El presupuesto de licitación con el que partirá la contratación de estas actuaciones por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural es de 6.715.674 euros que permitirán actuar en una superficie de 4.302 hectáreas y beneficiarán a 1.299 propietarios.

Concentración parcelaria

Esta zona se ubica en los municipios leoneses de Pozuelo del Páramo, San Adrián del Valle, La Antigua y Villamandos, incluyendo las tierras de secano pertenecientes a cada uno de estos municipios y que no se encontraban incluidas en el proceso de concentración parcelaria de la Zona Regable del Páramo Bajo (León-Zamora).

El plan de mejoras territoriales y obras de la zona establece la ejecución de una red de caminos de más de 154 kilómetros con las correspondientes obras de fábrica y entronques. Además, el proyecto contempla nuevos tramos de cauces que den salida al agua, principalmente hacia el arroyo Regueral, y la restauración del medio natural mediante la plantación de especies arbóreas y arbustivas.

De este proceso se beneficiarán 1.299 propietarios que aportaron 10.009 parcelas con una superficie media de 0,43 hectáreas, con una previsión de convertirse en 420 fincas de reemplazo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter