Foto: Cultural

Aunque la Primera Federación 2023-24 aún no ha terminado, ya que aún se están disputando las finales por el ascenso a Segunda con Málaga, Nàstic, Barça Atlètic y Córdoba en liza. Sin embargo, para los otros 38 equipos la temporada sí que ha terminado y, por eso, ya empiezan a especularse sobre el reparto de los equipos en los dos Grupos que componen la tercera categoría del fútbol español.

Más de uno ya se ha puesto a repasar geografía para intentar calcular cómo podría montar la RFEF los grupos de la Primera Federación 2024-25.

Sumando los representantes por comunidades autónomas, de Galicia (4), Castilla y León (5, Cultural, Ponferradina, Unionistas, Zamora y Segoviana), País Vasco (6), Navarra (1) y Aragón (1), más el FC Andorra, tendríamos a 18 de los 20 equipos. Teniendo en cuenta que hay dos catalanes (Nàstic de Tarragona y Barça Atlètic) disputando la fase de ascenso, si ambos pierden, sería la fórmula exacta para completar el Grupo Norte con 20 equipos. Si uno de los dos ascendiera, el Ibiza podría completar el grupo e, incluso, si hubiera fiesta grande del fútbol catalán con un doble ascenso, el Villarreal B podría ser el ‘sacrificado’ para cuadrar el Grupo Norte.

En el Grupo Sur quedarían los representantes de Madrid (4), Extremadura (1), Andalucía (7 a 9), Murcia (2), Comunidad Valenciana (3 ó 4) y Ceuta.

GRUPO NORTE: Celta Fortuna, Arenteiro, Lugo, Ourense, Amorebieta, Real Sociedad B, Sestao River, Real Unión, Bilbao Athletic, Barakaldo, Ponferradina, Cultural Leonesa, Unionistas, Gimnástica Segoviana, Zamora, Ibiza, Osasuna B, Tarazona y FC Andorra.
GRUPO SUR: Villarreal B, Alcoyano, Intercity, Hércules, Alcorcón, Fuenlabrada, Atlético Madrid B, Real Madrid Castilla, Recreativo Huelva, Antequera, Algeciras, Atlético Sanluqueño, Sevilla Atlético, Marbella, Betis Deportivo, Real Murcia, Yeclano, Mérida y Ceuta.

Una segunda opción sería repartir los 40 equipos de Primera Federación por el otro criterio geográfico fácil: entre oeste y este. Pero en este caso no resulta tan fácil como con la división Norte-Sur. Si nos fijamos en la disposición geográfica de España, en la mitad Oeste (cuatro gallegos, cinco castellanoleoneses, cuatro madrileños, un extremeño, siete andaluces, más el Ceuta) nos quedarían 22 equipos, por lo que habría que separar a dos clubs de sus compañeros de comunidad autónoma. Y eso sin contar que pueden caer aquí el Málaga y/o el Córdoba si no lograsen el ascenso a Segunda.

En la mitad Este quedarían los seis vascos, un navarro, un aragonés, un balear, cuatro valencianos y dos murcianos, más el FC Andorra. Un total de 16 equipos que, aunque Nàstic y Barça Atlètic no lograsen el ascenso, siguen sin llegar a los 20 necesarios para formar un grupo. Esta opción parece demasiado complicada.

GRUPO OESTE (dos deberían cambiar de grupo): Celta Fortuna, Arenteiro, Lugo, Ourense, Ponferradina, Cultural Leonesa, Unionistas, Gimnástica Segoviana, Zamora, Alcorcón, Fuenlabrada, Atlético Madrid B, Real Madrid Castilla, Mérida, Recreativo Huelva, Antequera, Algeciras, At. Sanluqueño, Sevilla Atlético, Betis Deportivo, Marbella y Ceuta.
GRUPO ESTE: Bilbao Athletic, Real Sociedad B, Sestao River, Real Unión Irún, Amorebieta, Barakaldo, Osasuna B, Tarazona, FC Andorra, Ibiza, Villarreal B, Alcoyano, Intercity, Hércules, Real Murcia y Yeclano.

Tras la factible repartición Norte/Sur, y la compleja Oeste/Este, planteamos un tercer escenario a partir de cortar el mapa de España con una diagonal peculiar, lo reconocemos, de suroeste hasta el noreste. Esta línea imaginaria empezaría en Cáceres, pasando por Talavera de la Reina, sorteando la capital Madrid, Guadalajara, Tudela y poniendo fin en Huesca.

Existen otros escenarios, pero siempre, la Federación tendrá la última palabra. Todavía no se conoce la fecha del sorteo de los calendarios.