La nueva temporada la liga de fútbol sala MEnTEGOLES arranca este martes con su primer choque entre el equipo de la asociación Prosame Salud Mental Burgos, como local, y los representantes de Amanecer Salud Mental Segovia.

Esta nueva temporada consolida el éxito de la competición que cuenta con 121 deportistas con problemas de salud mental integrados en nueve equipos, y que mantiene el apoyo de la Dirección General de Deportes de la Junta de Castilla y León así como de la Federación de Deporte Adaptado de Casilla y León. Los equipos participantes, en esta ocasión, en la zona OESTE son Feafes Salud Mental Zamora, Salud Mental Salamanca Afemc; Alfaem Salud Mental León, y Faema Salud Mental Ávila; mientras que en la zona ESTE se enfrentarán los equipos de Rayo Palencia, Salud Mental Aranda, Prosame Salud Mental Burgos, El Puente Salud Mental Valladolid y Amanecer Salud Mental Segovia.

El objetivo principal de esta iniciativa es el fomento de hábitos de vida saludable, entre ellos la práctica habitual de una actividad deportiva, en este caso el fútbol sala. “Pero además, este tipo de competición propicia el encuentro entre los participantes favoreciendo así la relaciones y habilidades sociales de los participantes”, comenta Ángel Lozano, gerente de la Federación Salud Mental CyL.

Nueva edición

Tratándose de la séptima edición de esta competición cabe destacar “el grado de compromiso que vamos alcanzando cada año por parte de nuestras asociaciones y sus participantes, algo importante ya que en este colectivo la actividad física y el mantenimiento en el tiempo de estos hábitos representa un paso importante en el proceso de recuperación”, destaca Lozano. La liga MEnTEGOLES disputará un total de 32 partidos, donde se obtendrán las primeras clasificaciones correspondientes a los choques de las zonas este y oeste. De esta forma, el próximo 29 de mayo tendrá lugar la ya tradicional final, donde a lo largo de una jornada completa de deporte y encuentro asociativo, se decidirá la clasificación definitiva de esta Liga 2020.

Por tercer año consecutivo se mantiene la presencia, dentro del arbitraje, de la denominada ‘tarjeta verde a la deportividad’. A la finalización de cada partido el árbitro señalará con una tarjeta verde al equipo que considere que ha sido el más deportivo y que se reflejará en el acta. Así mismo, los jugadores de un equipo señalarán a un único jugador del equipo contrario que consideren que ha tenido un comportamiento más deportivo. También figurarán en el acta. A la finalización del campeonato se reconocerá al equipo con un comportamiento más deportivo de cada uno de los dos grupos, y a los jugadores que hayan recibido una tarjeta verde durante el desarrollo de la Liga.

Con el objetivo de favorecer la presencia y participación de mujeres en las actividades deportiva, también se reconocerá en la final aquel equipo con un mayor número de deportistas femeninas. “Con ello queremos seguir fomentando la visibilización de la deportividad y el compañerismo que siempre hemos tratado de resaltar por encima del carácter propiamente competitivo de la Liga, y que realmente consideramos como el verdadero premio de esta iniciativa”, resalta Ángel Lozano.