@atlvalladolid

El pivote cubano finaliza su cesión en el club tras una temporada en la disciplina vallisoletana.

Claudio Ramos llegaba el pasado verano procedente del Bm Logroño La Rioja. Con buenas condiciones y mucha juventud, el cubano venía a mejorar, aprovechando la cesión, y ayudar al equipo tras la marcha de Abel Serdío.

La grave lesión en diciembre mandó al traste todas las previsiones de Claudio Ramos y del Recoletas Atlético Valladolid. Una inoportuna lesión, rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, le obligaba a pasar por quirófano y cerrar la temporada. En total, Ramos ha disputado 7 partidos oficiales con los Gladiadores Azules, todos ellos en la competición doméstica, anotando un tanto.

El club agradecía su esfuerzo, trabajo y dedicación en el comunicado oficial. De igual forma le desea la mejor de las suertes en su futuro deportivo y personal.