El deporte soriano ha regresado a la escena europea después de 16 años, y su desempeño ha sido excepcional. El Río Duero logró una importante victoria por 0-3 en casa del OK Vojvodina, tomando la delantera en los dieciseisavos de final de la Copa CEV de voleibol.

A pesar de la baja por lesión de Álex San Martín, el equipo celeste presentó un once titular sólido, con el argentino Santiago Aulisi reemplazando de manera eficaz al jugador ausente en el papel de líbero. En el inicio del partido, los serbios tomaron la delantera, mostrando fortaleza en la red y obteniendo una ventaja de hasta cinco puntos.

Ante esta situación, Alberto Toribio solicitó dos tiempos muertos consecutivos para frenar el impulso del equipo local. La respuesta de los celestes fue notable, exhibiendo el nivel característico de la Superliga y acercándose a solo dos puntos con un marcador de 17-15.

Tras un breve receso solicitado por el entrenador local, el equipo morado mantuvo su dinámica positiva, revirtiendo el marcador a favor con un 21-22. Impulsados por esta remontada, los dirigidos por Toribio se llevaron el primer set por 24-26, destacando las actuaciones cruciales de Bruno Cunha y Fabián Flores en los momentos decisivos.

Con el impulso del primer set, el Río Duero arrancó el segundo de manera dominante con un 0-3. Sin embargo, los serbios no se rindieron fácilmente y lograron revertir el marcador a 4-3. Ante esto, el entrenador vallisoletano pidió un tiempo muerto para volver a la esencia de los primeros compases.

La estrategia tuvo éxito, y tras notables actuaciones de Pepe Villalba y Adrián Olalla, los visitantes recuperaron la ventaja con un marcador de 8-10. A pesar de una feroz defensa, Vojvodina igualó el marcador a 21. En este momento crucial, Bruno Cunha emergió una vez más para cerrar el set por 22-25.

Manteniendo la misma intensidad, los sorianos iniciaron el último set con un 1-3 a su favor. Durante estos momentos, el desempeño de Aulisi, en una posición poco habitual para él, y de Lucas Lorente fue fundamental. Pepe Villalba, Adrián Olalla y Bruno Cunha elevaron su juego a otro nivel, ofreciendo una actuación magistral ante los ojos de toda Europa, y sellaron el tercer set por un contundente 20-25. De esta manera, los sorianos tomaron una ventaja significativa de cara al próximo enfrentamiento de vuelta el miércoles a las 20:00h en Los Pajaritos.

Sin embargo, deberán ganar al menos dos sets para asegurar su pase a los octavos de final. En caso de una derrota por 0-3 o 1-3, la eliminatoria se decidirá en un set de oro que también se disputará en territorio soriano, con la expectativa de una afición que se espera que llene el recinto soriano.