Imagen de un choque entre el Ciudad Rodrigo- Atlético Mansillés. Foto: Alba

La Primera División Regional de Aficionados de Castilla y León, finalizaba su liga regular este pasado fin de semana. Tras la última jornada, se confirmaba el ascenso del Briviesca, logrado por los burebanos en la penúltima jornada, en el Grupo A, y en el el Ciudad Rodrigo, ganaba su partido para proclamarse, por primera vez en si historia campeón de la Liga Regional de Aficionados de Castilla y León.

La tercera plaza de ascenso se decidirá en una eliminatoria que comienza en semifinales, los primeros cruces serán: Mojados- Villamuriel y Turégano- Mansillés. De estos choques saldrán los finalistas que se disputarán el ascenso en la final, también a doble partido.

El conjunto mirobrigense, vuelve a Tercera, dos temporadas después de haber perdido por última vez la categoría. Por su parte, el equipo burebano vuelve a Tercera División RFEF después del descenso del curso 2018/2019.