Pablo Rascón del Recoletas Burgos. Foto: Sara Cabezas

Imposible imaginar un mejor final en la fase de grupos de la Rugby Europe Super Cup para los Castilla y León Iberians, que fueron superiores a los Brussels Devils durante gran parte de la primera mitad y arrolladores en la segunda, lo que les permitió desplegar todo su potencial ofensivo y obtener la victoria por 53-3, demostrando de nuevo que la franquicia española estará por pleno derecho en las semifinales de abril.

“Hemos conseguido cerrar el objetivo de la clasificación, pero con lo que más contento estoy es con el grupo que se ha creado. Los tres equipos [Recoletas Burgos-Universidad de Burgos, SilverStorm El Salvador y VRAC Quesos Entrepinares] se han entregado muchísimo y los jugadores tienen una gran relación”, destacaba el técnico Miguel Velasco en la rueda de prensa posterior al encuentro disputado en Pepe Rojo.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El ensayo muy tempranero de Nicolás Rocaries tras una magnífica melé de la delantera local y la marca de John-Wessel Bell al cuarto de hora de encuentro aportaron cierto colchón de seguridad a los Iberians para poder probar recursos atrevidos en ataque, si bien el cuadro belga respondió bien en algunos tramos antes del descanso, donde estuvieron cerca de sumar algo más que sus 3 puntos. El combinado castellanoleonés reafirmó su orden defensivo en las inmediaciones del descanso y tuvo alguna oportunidad de abrir más brecha en el tanteo.

A la vuelta de vestuarios, los españoles enseguida cambiaron la precipitación que tuvieron en algunos momentos de los primeros 40 minutos por una excelente toma de decisiones en el juego abierto y mucha eficacia en los apoyos para jugar en continuidad con mucha frecuencia. Todo salió bien desde el ensayo de Gavidi en el 45, que precedió a 6 más en el segundo tiempo.

Como segundos de la Conferencia Oeste, los Castilla y León Iberians se medirán fuera de casa al primero de la Conferencia Este en las semis a partido único, el 16 o 17 de abril, mientras que la hipotética final sería el 7 u 8 de mayo. Aún faltan algunas semanas para conocer a los rivales de los nuestros y de Lusitanos XV, dado que el otro grupo tiene varios encuentros aplazados.