La Junta de Castilla y León ha presentado 27 nuevas pick-up 4×4 que se integrarán en el Operativo de prevención y extinción de incendios forestales. Estos vehículos, financiados por la UE a través de los Fondos REACT UE y los Fondos Next Generation UE, permitirán transportar cuadrillas de hasta cinco profesionales en las nueve provincias de la Comunidad. La inversión total para la adquisición y adaptación de estos vehículos asciende a 1.281.843,25 euros.

Estas pick-up han sido adaptadas para su uso en tareas de prevención, vigilancia y extinción de incendios forestales. Además de su capacidad para transportar cuadrillas, están equipadas con una motobomba de alta presión y un depósito de 300 litros. También cuentan con una estructura porta herramientas que incluye espacio para desbrozadoras, una rueda de repuesto y un cajón con cerradura para almacenar herramientas como una motosierra, palín forestal y pulaski.

Los nuevos vehículos serán esenciales tanto en la Época de Peligro Alto como en la Época de Peligro Bajo de incendios forestales. Su versatilidad permitirá a los profesionales realizar trabajos preventivos en los montes y responder rápidamente a posibles conatos de incendios, sin necesidad de utilizar los pesados camiones autobomba. Durante las épocas de peligro, estos vehículos reforzarán la labor de las autobombas y se utilizarán en sistemas de vigilancia itinerantes.

Desde 2015, la Junta de Castilla y León ha invertido cerca de 14 millones de euros en la adquisición de 89 vehículos para las labores de incendios forestales. Esta inversión forma parte de un esfuerzo continuo por mejorar el operativo de lucha contra incendios, que en 2024 contará con 4.720 profesionales, 10 centros de mando, 326 autobombas y vehículos pick-up, y 23 medios aéreos de la Junta, entre otros recursos.

La incorporación de estos nuevos vehículos y la ampliación de los tiempos de trabajo del personal público son algunas de las medidas adoptadas tras el Acuerdo del Diálogo Social de 2022. Este acuerdo ha permitido reforzar el operativo durante todo el año, mejorando la capacidad de respuesta y la efectividad en la prevención y extinción de incendios forestales en la Comunidad.