Foto: comunicacion@fboxeocyl.org

La selección de Castilla y León se alzó, por cuarto año consecutivo, con el título de la Copa del Rey de boxeo olímpico, que premia al mejor combinado regional de los Campeonatos de España Élite, disputados a lo largo de toda la semana en el pabellón Juancho Pérez de Badajoz.

Castilla y León acabó con tres oros individuales, una plata y un bronce en los diez pesos en liza en categoría masculina, demostrando que hoy por hoy es la mejor Federación dentro del boxeo español.

Los oros llegaron de la mano de los representantes de Valladolid Martín Molina, Miguel Cuadrado y Enmanuel Reyes; y la plata y el bronce con los leoneses Antonio Barrul y Borja López.

Molina se hizo con el oro en los 52 kilogramos tras vencer en la final al murciano Juan Carlos Sánchez. Antes doblegó en semifinales al madrileño Jorge Rogla y en cuartos al extremeño Isaac Loyola. Cuadrado sigue siendo el rey de los 75. En la final se impuso al andaluz Luis Álamo. Previamente ganó al madrileño Alberto Herrero, al gallego Gregorio Quilón y al valenciano Sabel Giménez. Todos antes de acabar el tiempo reglamentario de los combates. Por su parte, Reyes fue el mejor sobre los 91 después de imponerse en la final al madrileño Pablo Domínguez. Antes había ganado al canario Steven Sampo y al valenciano Alejandro Gallo.

Mientras que Barrul sigue creciendo tras superar una lesión. En este a Campeonato, sólo cedió en la final ante el olímpico Samuel Carmona en los 56. Y López perdió en semifinales ante el riojano Jalidov quedándose con el bronce en los 81.

A ellos hay que sumar las tres medallas en categoría femenina. La plata de la representante de Valladolid Cristina Morales en 51, que perdió en la final ante la catalana Eva María Díez; y los bronces de la vallisoletana Isabel Rivero en 48 y la segoviana Lara García en 54.