Carlos Suárez ha puesto este lunes un punto y aparte en su vinculación con el Real Valladolid. Quien ha sido el presidente más longevo de la entidad da el relevo al nuevo equipo de gestión que lidera Ronaldo, y ha anticipado un futuro brillante donde el Club será más grande.

Sus palabras

«Durante estos 18 años, tres meses y tres días» comenzó su intervención quien ahora ocupa la Presidencia de Honor -además de mantenerse como vocal del Consejo de Administración-, «gracias por estar ahí». En su breve repaso a lo que ha sido su gestión Suárez ha insistido en agradecer al «equipo maravilloso de trabajo que he tenido durante todo este tiempo en las oficinas» ya que «esta buena gente es el motivo principal por el que este Club ha salido adelante».

Carlos Suárez también puso el foco en el apoyo recibido por su familia, quienes «han disfrutado de lo bueno que ha sido muchísimo, y que ha estado ahí durante lo malo, que ha sido menos pero más llamativo». Y ha dedicado un mensaje de cariño para «todos los abonados que han pasado, para lo bueno y para lo malo, han sido todos importantes».

Muy satisfecho con el trabajo realizado, el Presidente de Honor no quiso entrar en nombres propios aunque alguno se deslizó durante su comparecencia, especialmente los de Sergio González y Miguel Ángel Gómez: «Seguramente habré tenido mejores jugadores pero este grupo nos ha dado la oportunidad de conseguir lo que hemos conseguido».

Ilusión por un Real Valladolid «más grande»

Carlos Suárez, además de mirar al pasado, también ha querido poner la vista en lo que vendrá. En lo que espera al Real Valladolid. Y ahí ha insistido en la ilusión por hacer de este Club algo «más grande» de la mano del nuevo Presidente, Ronaldo.

«Estoy convencido de que para el Club, la decisión de vender ha sido buena y acertada. Ronaldo aprende rápido, es listo, y si alguien sabe de fútbol es él; intentaré echar una mano en lo que pueda, sigo siendo empleado del Real Valladolid» apuntó.

Para concluir, el Presidente de Honor anticipó: «Ha llegado el momento de que alguien venga para hacer esto más grande y hacer bueno el trabajo de toda mi gente».