El alpinista Carlos Soria no podrá ir este otoño a intentar conquistar la cima de la montaña del Dhaulagiri, una de las dos cumbres que se le resiste para alcanzar todos los “8.000” del planeta, el otro es el Sisha Pangma. La ausencia de patrocinador es la causa. Las dos últimas expedicioneshan sido costeadas con recursos propios y de amigos.

Soria además ha optado por esta opción siendo consciente que intentar el asalto a la cumbre en otoño, es mucho más complicado que en primavera, fecha en que espera reunir los fondos necesarios para preparar una expedición con garantías.

“El otoño es peor que la primavera”, por lo que “para llevar una expedición precaria” el monatañero va a esperar a la estación primaveral y hacerlo “como Dios manda y en condiciones con mis dos amigos, Luis Miguel López Soriano y Sito Carcavilla, con muchas ganas, tiempo y posibilidades de subir, y los sherpas que necesitemos”.

Vamos a volver al Dhaulagiri y terminar mi proyecto”, asevera el veterano montañero.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Mientras, Soria sigue entrenando “como siempre o más. Este año he combinado unos más largos con otros más cortos y he acudido a un rócodromo, que es una maravilla y me vale para tener mejor la cabeza, dado que solo pienso en coger la presa siguiente”.

El reto sigue en pie.