El campeonato se realizó con todas las medidas de seguridad, control de temperatura, prueba de antígenos, mascarilla en todo momento (realizando los combates también), distancias de seguridad, desinfección de tatamis, gel para pies y manos, no se permito público y no se podía entrar ni salir del pabellón Pilar Fernández Valderrama de Vallaldolid, hasta el final de la competición, con ello se creó una burbuja real de seguridad.


La expedición Zamorana estaba formada por representantes del club Gokyo y del club Judo Morales, un equipo muy joven pues de los seis cuatro son de primer año.zEmpezaron por la mañana los cadetes, con un total de cuatro deportistas todos ellos pertenecientes al club Judo Morales de los cuales tres consiguieron subirse al pódium.
Sergio Rodrigo, cadete de primer año en -50kg, realizó unos combates durísimos y uno de sus mejores campeonatos, en semifinales cayó sorprendentemente y no pudo hacer la final, se tuvo que conformar con el bronce.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter


Álvaro del Arco, cadete de primer año en -66kg, la categoría más numerosa y difícil, por la cantidad y calidad de los judokas allí presentes, cayó en la repesca y no pudo pasar a la luchas a las medallas, luchó como todo un campeón.
Miriam Silvares, cadete de segundo año en -48kg, ganó sus combates con un Judo muy bonito y se presentó en la final, pese a su buen hacer tuvo que conformarse con la segunda posición.
Sara Ventosa, cadete de primer año en -63kg, al igual que su compañera, Miriam fue superando rondas hasta la gran final que estuvo a punto de llevarse, pero Sara también se tuvo que conformar con una merecidísima plata.
Por la tarde (después de comer sin salir del pabellón) turno de los infantiles, con dos judokas de los cuales uno también se subió al pódium.
Raúl Fernández, infantil de segundo año en la categoría de -55Kg y perteneciente del club Gokyo, categoría que era la más numerosa, además el sorteo no era nada bueno, ya que en el primer combate se enfrentaría con el que resultó campeón, lo que le permitiría meterse en la repesca, pero en ella se cruzó en con el que se proclamaría subcampeón, pese a ello, Raúl realizó una más que digna competición, quedándose a las puertas de las medallas.
Manuel Fraile, infantil de primer año en -60kg y perteneciente al club Judo Morales, pese a su poca experiencia logró colarse en la gran final que de todos fue el que más cerca la tuvo, realizando unos combates de mucha garra y consiguió un magnifico segundo puesto.