Foto: SPB/Cintia Cortés

Tras la reciente derrota del San Pablo Burgos ante el Real Valladolid, el equipo se encuentra en una situación delicada en la tabla de clasificación de la Liga LEb Oro, ubicándose a dos partidos del líder. Esta situación ha generado incertidumbre en torno al futuro del entrenador Lolo Encinas y del equipo en general.

por si fuera poco, el San Pablo Burgos, se ve ahora superado por el otro equipo burgalés de la categoría, el Tizona que con un presupuesto significativamente inferior, añade presión a la situación. La derrota ante el Real Valladolid ha avivado las especulaciones sobre un posible relevo en la dirección técnica.

Sin embargo, el relevo de entrenador no sería una decisión sencilla para el club. La salida de Lolo Encinas implicaría un importante desembolso, tanto en términos económicos como en la dificultad de encontrar un reemplazo adecuado en este momento de la temporada. Traer a un preparador de garantías en estas circunstancias podría resultar complicado y costoso para el San Pablo Burgos.

Ante este panorama, el club se encuentra evaluando cuidadosamente todas las opciones disponibles y sopesando los posibles cursos de acción a seguir. La situación actual del equipo y la necesidad de mejorar su rendimiento en lo que resta de temporada son aspectos que están siendo analizados con detenimiento por parte de la directiva y el cuerpo técnico del San Pablo Burgos. Todo hace indicar que Encinas ha salvado la cabeza, aunque por poco. Es miércoles y el sábado hay partido, ante el Cáceres, un rival que no debiera causar problemas al equipo de Félix Sancho, los extremeños son penúltimos en la clasificación.

Restan siete jornadas para el final de la liga regular, todo es posible, pero el ascenso directo, objetivo de la temporada para San Pablo, ahora está lejos.