Los clubes de Segunda División ya tienen a su disposición los límites salariales actualizados, que representan la cantidad máxima que pueden destinar a su plantilla deportiva. Duro golpe al límite salarial el Real Valladolid, también descenso para el Burgos CF, mientras el Mirandés aumenta ligeramente la cantidad.

El Real Valladolid, experimenta una disminución de más de tres millones y medio de euros en su presupuesto para la plantilla en comparación con la cifra establecida por LaLiga en septiembre, pasando de 16.629.000 € a 13.066.000 €. Esta caída lo sitúa como el equipo con el mayor descenso en Segunda División y el tercero en todo el fútbol profesional. El club atribuye esta situación a la deuda pendiente con Pacheta y su cuerpo técnico, la cual está sujeta a juicio.

En septiembre, el Real Valladolid tenía el segundo límite salarial más alto de la categoría, con 16.629.000 euros, mientras que en febrero esta cifra se ha reducido a 13.066.000 euros, lo que representa una pérdida de 3.563.000 euros. A pesar de este descenso significativo, el club sigue manteniendo el segundo límite más elevado después del Elche, cuyo tope apenas ha sufrido modificaciones, pasando de 23.946.000 euros a 23.854.000.

También destaca el caso del Burgos CF, cuya cifra ha descendido casi 1,6 millones. Por su parte, el CD Mirandés ha elevado ligeramente su registro, pasando de 5 millones a 5,2 millones después del mercado de invierno. La reducción en el límite de gasto del Burgos CF se debe a las pérdidas reportadas en las cuentas anuales auditadas, que fueron divulgadas durante la última Junta General de Accionistas.