@BalonmanoBurgos

Burgos y Soria se enfrentan el domingo a las 12:00 en el Polideportivo Municipal El Plantío, en un duelo de altos vuelos en el que ambos miden la intensidad de sus sueños.

Tanto burgaleses como sorianos han completado un curso sobresaliente que, llegados a este punto, tan solo queda culminar con el premio de la fase de ascenso. Los locales se sitúan en segunda posición y aventajan en dos puntos a los visitantes, que navegan cuartos.

Burgos puede sellar el playoff con un triunfo, mientras que Soria dependería de terceros para entrar entre los dos primeros clasificados. Con las espadas por todo lo alto, los cidianos contarán con el factor cancha, del que esperan sacar rédito tras sucumbir a los amarillos en San Andrés por 33-30.

Pase lo que pase, el encuentro será una fiesta del balonmano castellano y leonés. Burgos, quizá, parta con más presión que su rival, pues el objetivo del ascenso estaba marcado en la ruta allá por el mes de agosto. No obstante, los burgaleses han pasado por tres técnicos esta campaña, con las dificultades que eso supone. Pero desde que Nacho González se hizo cargo del equipo, los resultados son prácticamente impecables: once victorias en trece partidos.

Soria, en cambio, renovó a su técnico Daniel Bandrés con el objetivo de igualar la temporada anterior, donde terminaron cuartos, ganando los últimos nueve choques. A falta de dos jornadas, los sorianos pueden superar el registro de la 17/18.