Plantilla del Real Burgos en la temporada 1992-93. Foto: todocoleccion.net

El Real Valladolid regresa a Burgos. Un precioso derbi castellanoleonés en un estadio al que los pucelanos no acudían, en competición oficial, desde el año 1993, en partido frente al Real Burgos. Y ante un rival, el actual Burgos CF, a cuyo predecesor solo se le ha ganado una vez en su tierra y cuyo último precedente se remonta mucho tiempo atrás, al año 1979.

El primer duelo entre Burgos CF y Real Valladolid tuvo lugar en la temporada 1961-62. Fue, como el resto de antecedentes ante este rival, en Segunda División y contra el Burgos Club de Fútbol desaparecido en el año 1983, del que el actual Burgos CF ha cogido el relevo. En aquella ocasión, también jornada 4 del campeonato liguero, se anotó la derrota por 1-0. Tampoco se venció en los siguientes encuentros en los que se registró empate a uno en la 1966-67 y empate a dos en la 67-68. Fue a la cuarta cuando llegó la vencida y el Pucela superó a los burgaleses por 1-2.

En la temporada del descenso a tercera se cayó por 4-1 en la visita a El Plantío, y tampoco se cosecharon buenos resultados en los siguientes desplazamientos, ya en los años 70, con dos derrotas (2-1 y 4-1) y un empate (1-1). La última vez que la primera plantilla del Real Valladolid se midió al Burgos CF fue en el año 1979 en el marco de la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey en un partido que se saldó con empate a dos y que se decidió a los penaltis, con victoria blanquivioleta.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Además, la última ocasión en la que el Real Valladolid visitó en partido oficial El Plantío data del 6 de enero de 1993, en la vuelta de la cuarta ronda de Copa del Rey, y ante el Real Burgos. Un partido que acabó empate a uno, con gol de Alberto en el minuto 90, y que se decidió en la tanda de penaltis a favor del Pucela. Este domingo el equipo de Pacheta, quien vuelve a su tierra de origen, además de haber sido futbolista del filial del Real Burgos, el Atlético Burgalés, tiene la oportunidad de actualizar de manera positiva este histórico y escribir una página más en los enfrentamientos entre el Real Valladolid, y hasta tres clubes diferentes de la ciudad de Burgos.