El Burgos BH acudía a tierras otomanas para disputar la 55ª edición del Tour de Turquía, carrera WorldTour con seis días de competición, y lo hacía con un equipo joven que incluía dos referencias claras para el sprint.

El resultado más destacado llegó en Edremit, con Gibson cerca de los mejores: «Nos vamos con un séptimo puesto de Matt, con Jaume otro día a las puertas de ese top-10, pero sobre todo hemos visto que somos capaces de arropar a gente para el sprint. Era una vuelta de mucho nivel de sprinters y eso complicaba el estar entre esos diez primeros», señalaba el director José Cabedo. «También hemos estado un par de día en fuga -con Robredo y Langellotti-; balance positivo que nos dará moral para las próximas carreras», añadía.

Además, el balear Jaume Sureda conseguía clasificarse entre los treinta mejores de la general a 5 minutos del vencedor, F. Grossschartner (BORA hansgrohe), tras su buen rendimiento en la ascensión a Kartepe (quinta etapa).

La próxima cita

La Vuelta Ciclista a Castilla y León, del 25 al 27 de abril, será el próximo compromiso para el equipo burgalés.