El BSR Valladolid se ha proclamado campeón de la Copa de Castilla y León (Copa Fedeacyl). El equipo de División de Honor no ha dado opción al Servigest Burgos (50-26), que no conseguía romper la defensa de los vallisoletanos y ha tenido muchas dificultades para anotar canasta.

Buen segundo tiempo burgalés

El primer cuarto dejo casi sentenciado el partido ante la gran acitidad defensiva del Grupo Norte y y los errores en la circulación del balón por parte de Servigest, que sumados al acierto del jugador argentino Ruggeri que disparó la diferencia con dos triples consecutivos en 10 minutos (14-2).

Los burgaleses sin embargo fueron capaces de remontar en el segundo parcial gracias a una mejoría de su juego y finalmente logró llevarse el parcial (9-10).

Gran diferencia de nivel

Pero este parcial fue un espejismo, pues en el tercero de nuevo el BSR Valladolid apretó el ritmo. Unos minutos magníficos del jugador mexicano Prieto permitieron a los vallisoletanos volver a despegarse definitivamente en el marcador, dejando el partido casi sentenciado para el último parcial. Un parcial final que solamente sirvió para que ambos técnicos siguieran haciendo sus pruebas para la temporada que se avecina.