@ADEMARLEON

El Abanca Ademar León cae en el estreno liguero ante Bidasoa Irún, firme candidato al segundo puesto que consigue una valiosa renta que puede ser vital en los meses finales.

Los nuestros comenzaban el choque con muchas ganas, tanto es así, que dejaban en los primeros minutos una renta de cinco goles a favor. El flanco derecho funcionaba a las mil maravillas, y tanto David Fernández como Mario López mostraban su calidad en la definición.

Tras los primeros compases del duelo, los chicos de Jacobo Cuétara se rehacían para ir arañando, gol a gol, el marcador. El extremo derecho Kauldi, nominada el mejor de su puesto en la campaña anterior, demostraba el porqué de ser uno de los jugadores referencia en el balonmano nacional. Pese a ello, el electrónico al descanso reflejaba una ligera ventaja para el conjunto marista.

En la reanucación, los irundarras cogieron la manija del choque, y ni los eficaces extremos maristas pudieron frenar la reacción amarilla. Conforme pasaban los minutos, los visitantes agrandaban la ventaja hasta los seis goles. La buena dirección de Jon Azkue terminaba por romper los sueños leoneses en el arranque de la competición.

27- Abanca Ademar León: Slavic (Patotsky); Jaime (3), Juanjo (1), Mosic (4), David (4), Carou (1), Mario López (4), Marchán (2), Feutchmann (3), Lucin (2), Donlin, Gonzalo (3), Carrillo, Lodos, Casqueiro.

33- Bidasoa Irún: Luan (Ledo); Zabala, Seri (2), Azkue (4), R. Salinas (5), E. Salinas (4), Odriozola (8), Cavero, Crowley (1), Serrano (3), Barthe (1), De La Salud (1), Renaud (4), Tesoriere, Da Silva.