@ADEMARLEON

El equipo marista pierde por 20-23 ante Bidasoa-Irún y se aleja del segundo puesto.

Los ademaristas conocían de sobra al rival al que se enfrentaban, pues ya sufrieron una derrota en Artaleku al inicio de temporada. Pese a saber de las virtudes del contrincante, cayeron en las mismas trampas.

El encuentro era de defensas, y, sobre todo, de porteros. Los nuestros, a los 10 minutos, ganaban por dos goles, pero Rangel empezaba a entonarse, y la retaguardia irundarra se ajustaba para conseguir un parcial de 1-5 a favor con el que se iban al descanso 9-12.

En la segunda parte, Biosca no estaba tan entonado como en los primeros treinta minutos, lo que dio la alternativa a Slavic, y, el serbio, “bajó la persiana”. Hasta ocho minutos estuvieron los visitantes sin anotar. David Fernández con tres dianas consecutivas daba vida al Palacio. En los últimos minutos, Bidasoa conseguía encontrar portería, mientras los castellano y leoneses, por contra, no podía penetrar el sistema tejido por Jacobo Cuétara.

20- Ademar: Biosca (Slavic); Mario, Vieyra, Simonet, Mosic (5), Pesic (5), Jaime (1), Carou, Rodrigo, Ligetvári (3), David (4), Acacio (1), Gonzalo (1), Carrillo, Robles.

23- Bidasoa Irún: Rangel (Ledo); Cavero (1), R. Salinas (6), Serrano (2), Barthe (1), Tesoriere (1), Zabala (1), Aldaba, Odriozola (3), E. Salinas (3), De La Salud, Renaud (1), Azkue (2), Seri (2).