Bembibre no pudo dar un paso muy importante hacia la salvación, toda vez que perdió (71-53) ante un Movistar Estudiantes que aseguró su presencia en los playoffs. Quizá impresionadas por el escenario, el majestuoso WiZink Center de Madrid, las del Bierzo Alto firmaron dos malos cuartos, el primero y el último, y apenas dieron la impresión de competir en ningún momento, por lo que ahora deberán esperar a las dos últimas jornadas para lograr la salvación un año más en la Liga Femenina. Este miércoles, primera oportunidad para dar otro paso ante Casademont Zaragoza.

Repetimos que no fue un buen partido de las del Bierzo Alto, pero tuvieron momentos positivos. Los buenos minutos de Amber Melgoza, que acabó con 15 puntos pese a la intensidad excesiva –y permitida– con que fue defendida, trató de buscar ayuda en un equipo le faltó carácter para atentar la ventaja del rival. Pese al terrible inicio de partido, la americana llegó a resucitar las opciones rojillas de llevarse el partido, pero la habitual disparidad del criterio sancionador y sobre todo los errores propios condenaron a una derrota que obliga a seguir peleando por la permanencia.

Una primera mitad con muchos altibajos

No comenzó lo bien que desearía el conjunto berciano, que cometió varios errores que le impidieron tomar la iniciativa del choque. Sendos triples de Nadia Fingall y Melisa Gretter alejaron a las locales, que situaron su ventaja en la decena con una canasta en posición complicada de Mariona Ortiz. Otro acierto de la propia base catalana mantuvo la renta local después de un enceste de Helena López, aunque fue Umo Diallo la que puso el 19-7 al final del primer cuarto después de una acción muy bien elaborada.

Hubo una reacción al inicio del segundo cuarto por parte de las bercianas, que rubricaron un parcial de 0-7 gracias a un triple de Laura Méndez. Pese a que lo cortaron el míster local, Alberto Ortego, y Fingall, volvió a acertar Méndez desde los 6,75 para que su equipo volviera al partido. Melgoza se unió entonces al festival del triple, pero la aparición de la exjugadora rojilla Vicky Llorente evitó que tuviera éxito la remontada. Paró Pepe Vázquez el choque, pero apenas pudo mantener la desventaja en el 34-26 con el que se llegó al intermedio.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

El último cuarto, decisivo

Tomaron Helena López y Melgoza los mandos en el ataque para buscar la remontada, pero en ningún momento dio la impresión este quinteto de amenazar la renta local. Un triple de Arica Carter situó la renta estudiantil por encima del +10, pero un 2+1 de Cherin Miller y un triple de Tina Jakovina devolvieron alguna esperanza a la escuadra berciana. Un pleno desde los 4,60 de Miller puso el 48-43 con el que se llegó al cuarto periodo, quizá el mejor momento de las bembibrenses.

Las opciones bercianas, eso sí, se esfumaron al comienzo de este cuarto asalto. Dos triples de Carter volvieron a situar la renta local en los dobles dígitos y Pepe Vázquez tuvo que parar el partido después de una canasta de María Espín precedida de una pérdida absurda. La propia 12 del equipo local anotó desde los 6,75 para sentenciar el choque después de 2+1 de Djénéba N’Diaye, aunque siguieron castigando las madrileñas desde más allá del arco. Las pérdidas de las visitantes dispararon la diferencia hasta el 71-53 definitivo.