Bembibre_Avenida_Zamarat
Archivo

El pabellón Ángel Nieto de Zamora acoge esta noche un destacado duelo regional entre el Perfumerías Avenida y el CB Bembibre en el marco de la XVIII Copa de Castilla y León. La cita, desde las 20:00 horas de este viernes, enfrentará a dos equipos rivales en a élite del baloncesto español.

Las bercianas buscarán repetir el triunfo de 2016 y proclamarse campeonas por segunda vez, mientras que el Avenida cuenta con 13 de las 17 ediciones de este trofeo (incluyendo la última edición), pero no le hará ascos a uno más en sus vitrinas.

No es, sin embargo, una prioridad para el entrenador de la escuadra berciana, Pepe Vázquez, quien ya advirtió en los días previos a la celebración del certamen de las dificultades que ha tenido su equipo durante una pretemporada atípica, condicionada por las ausencias de dos jugadoras en la Copa del Mundo, las lesiones y la llegada frustrada de la ecuato-brasileña Sasha Cedeño, a la que los problemas burocráticos han impedido salir de Estados Unidos y tener la posibilidad de volver al país.

Por ello, el técnico del cuadro berciano asume que este partido, condicionado por las ausencias y por el hecho de haber jugado otro encuentro el día anterior, servirá para seguir conjuntando piezas con la mente puesta en el inicio de la Liga Dia, el 14 de octubre frente a IDK Gipuzkoa: “Es posible que todas las jugadoras tengan minutos. No vamos a descubrir que es un gran equipo y venimos de un gran esfuerzo”, puntualizó.

El Avenida, con solo 48 horas para acoplarse

El Avenida, por su parte, cuenta con un panorama similar: con poco más de 48 horas de anticipación para preparar el duelo, provocado por la disputa del Mundial, en el que han tomado parte pilares básicos de la plantilla del conjunto salmantino. El equipo por tanto no podrá estar al 100 % al haber carecido de tiempo para entrenar y acoplarse como equipo.

La pretemporada de Lino López y su equipo ha cambiado radicalmente con la incorporación de toda la plantilla, «llevamos apenas dos sesiones con todas pero da gusto, porque además vienen con un estado físico óptimo y ritmo de competición alto y la calidad de los entrenamientos es muy buena».

Sin embargo, ahora queda un duro trabajo sin apenas tiempo, «toca trabajar para que entiendan el juego y que cojan los conceptos que ya hemos trabajado», comenta el preparador. Y es que, precisamente, esa labor se tendrá que hacer en partidos como en Copa CyL, «van a servir como adaptación de las nuevas, el objetivo es llegar al día 10 lo mejor trabajados posible aunque no sea lo idóneo tener a las diez jugadoras sólo una semana antes».

Debe seguir sirviendo como un entrenamiento de máximo nivel, aunque evidentemente nosotros queremos ganar y así afrontaremos los partidos». Influirá, por tanto, en la carga de minutos, el partido de la Supercopa, «es que es muy cercano. Jugamos 5, 7 y la Supercopa el día 10 y cuidar esa carga es fundamental para llegar en las mejores condiciones», concluye Lino.