Perfumerías Avenida vuelve a poner desde este jueves a Salamanca entre la élite de la élite de Europa. Por 15º año, el equipo charro iniciará a las 20:30 contra MBA Moscú en Würzburg, en directo aquí, un nuevo periplo en la mejor competición de baloncesto. Podemos asumirlo con normalidad, lo es, pero sigue siendo una “pasada” que vamos a disfrutar. Y, además, este año, sale con la vitola, cargada de responsabilidad (y por segunda vez en estos quince años) de ser el subcampeón de la competición. Disfrutemos, reiteramos.

Lo que hemos aprendido en estos quince años es que cada Euroliga es diferente, que un año estás en el olimpo y al siguiente en el infierno, que cada temporada es más dura que la anterior, que cada segundo en Euroliga sobre el parqué es un bendito sufrimiento por el que pelear. Eso lo sabemos, más si cabe tras la anómala competición burbujera de la pasada campaña de la que, sí, nos beneficiamos para no tener que padecer la dureza de recorrer Europa de oeste a este. Eso ya es pasado, todo vuelve a la normalidad en esta temporada en la que, incluso, recuperamos parte de nuestro aliento, tan temido en todo este tiempo por todo el continente, nuestra Marea Azul que debutará mañana volviendo a recuperar poco a poco su color y calor de antaño, aunque nos faltan aún.

Todo lo anterior es la retórica del inicio de la competición pero, al final, la Euroliga empieza, simplemente, con un partido más, el que nos enfrentará a MBA Moscú. Un partido al que Avenida no llega, ni de lejos, en su mejor versión fundamentalmente porque sigue sin estar completo, con Bella aterrizada el lunes y Karlie, cuya presencia será testimonial, aterrizada directamente para el entrenamiento previo al choque contra las rusas. Con eso y con Fasoula saliendo de problemas estomacales, Leo aún con el tobillo forzado y varias molestias más hacen que el equipo no sea el mejor Avenida posible para debutar en Europa, pero que nadie dude que, más cuando suena el himno de FIBA, la jugadora se transforma para dar la mejor versión… posible (algo que hemos repetido mucho estas semanas).

Un rival desconocido, seguramente, para el gran público pero no seguramente sus componentes. Columna vertebral de la selección rusa que, sin ir más lejos, nos apeó de la plaza mundial en el pasado Eurobasket, con un grupo compacto, experto y que derrocha talento con ex jugadoras de clubes que, estos sí, suenan y mucho (Petrushina desembarcando de Ekaterimburg, Logunova de Nadezhda, Maiga, Glonti…) Todas rusas, todas se conocen, todas saben cómo y dónde hacer daño y quien no las “ubique”, seguro que mañana tendrá razones de sobra si Avenida no muestra su cara más agresiva y certera.

Roberto Íñiguez: “Me gustaría estar mejor, pero tengo el mayor respeto por el trabajo que está haciendo el equipo”

La cara también le cambia a uno de los mayores expertos en estas lides europeas que existe, Roberto Íñiguez, aunque trate de restarle énfasis a ese aspecto, “no voy a decir que es un partido más, porque empezamos una competición, pero así me lo tomo: preparando bien el partido y no quiero un sobre estrés porque sea Euroliga. Hay que darle mucha importancia a cada partido, recuperarse y a por el siguiente. En las circunstancias que estamos, hay que seguir intentando cada día hacerlo bien”. Esas circunstancias preocupan, claro, pero el técnico vitoriano no deja de elogiar el trabajo de las exprimidas jugadoras, “me gustaría estar mejor, pero sé que es muy complicado por cómo ha venido todo. Tengo un enorme respeto por el trabajo que están haciendo. A ver si recuperamos jugadoras y podemos trabajar con más exigencia , rotación y sin estrujar a las mismas”. Precisamente, en cuanto a las recién llegadas de EEUU “tenemos que tener paciencia para integrar a Bella y karlie. Es un partido para el grupo actual porque se lo merecen y sería irresponsable pensar que las que llegan pueden solucionar, además de una falta de respeto a las que están, que están trabajando al límite”, reconoce Roberto. La clave para vencer a las rusas, el respeto y el conocimiento de sus muchos puntos fuertes, “creo que tenemos que hacer nuestro mejor trabajo sabiendo que tenemos un rival muy bueno. He escuchado comentarios de que es un rival débil y están muy equivocados y pensar así no se ayuda al equipo. Si pensamos que van a ser débiles, nos pegaremos un batacazo apoteósico. Las conozco, muchas han jugado para mí y son muy buenas- Debemos jugar a nuestro máximo nivel cada partido, si no lo hacemos, a sufrir”. Y es que MBA Moscú “es un equipo de jugadoras expertas y con mucho talento. Son muy buenas ofensivamente y si les dejas jugar cómodas, pueden dar muchos problemas”, sentencia el entrenador.

Arranca la ELW 21-22. A las 20:30, Avenida vs MBA Moscú

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter