Avenida sigue demostrando su mejoría, y sigue en tercera plaza a una victoria del liderato. El Bembibre continúa su caída libre, y ya parece que sólo queda conocer en qué fecha el equipo berciano estará matemáticamente descendido.

Daba miedo, o respeto quizás, un partido como el de este viernesy por rival y momento previo al parón, pero Avenida disipado esas sensaciones de la mejor forma, con una contundente victoria ante Gran Canaria en el Gran Canaria Arena por 68-88. Un triunfo cimentado, principalmente en la segunda mitad, donde se apretó más en defensa, y en un juego vistoso y veloz que terminó sacando de punto al conjunto local. Sika, que conocía la casa, firmó un partidazo con 24 puntos y 33 de valoración, pero nada desdeñable fue la aportación de Toni o, de nuevo, Gil, en la primera mitad.

Sin excusas, Bembibre llega al parón por el Preolímpico con las peores sensaciones posibles después de enlazar su séptima derrota consecutiva al caer (58-39) ante un Barça CBS muy superior. Un dramático porcentaje en los tiros condenó a un equipo, el berciano, que no acertó ni la mitad de sus intentos desde los 4,60 y no llegó al 10% desde más allá del 6,75, guarismos impropios de un equipo de Liga Femenina. Canastas bajo aro erradas y triples que se salieron –algunos por mala fortuna– acabaron desquiciando a las rojillas en un partido en el que todo salió cruz.