Avenida en Lugo (Foto: Ensino)

Avenida aprovechó su clara victoria 51-93 (cuarta en cuatro partidos), y la derrota de sus rivales directos, para colocarse líder en solitario. Bembibre, por su lado, sigue sin ganar, situación que comparte con otros 4 equipos.

No falló en Avenida en su visita al Lugo firmando un sólido triunfo que iba a ser sinónimo de liderato en solitario porque el Hozono Global Jairis no pudo prolongar su buen momento al caer en la pista del Baxi Ferrol mientras que el Valencia Basket sufría una amplia derrota a manos de un gran Lointek Gernika. De este modo, las de Pepe Vàzquez se quedaban solas en lo más alto de la tabla confirmando su condición de líder en solitario

Llegaba el Avenida a Lugo con apenas unas horas de descanso tras su último encuentro de Euroliga y con tan solo 9 jugadoras disponibles al confirmarse la baja de Fasoula. Un escenario poco favorable para sus intereses, pero que las salmantinas supieron combatir a base de casta y orgullo para poder imponer su estilo de juego. Una noche en la que Sika Koné multiplicó sus prestaciones en la pintura firmando así su mejor encuentro con la camiseta salmantina y en la que Andrea Vilaró se vistió con el traje de súper heroína para cubrir las diferentes necesidades de su equipo. Toda una pieza clave en los esquemas de Pepe Vázquez y que hizo de sus 35 tantos de valoración el factor diferencial con el que romper el encuentro en un segundo cuarto letal que encontró su continuidad tras el paso por vestuarios (51-93).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Sin embargo, Bembibre sufrió su cuarta derrota en otras tantas jornadas de la Liga Femenina después de caer (91-62) en la cancha de un Zaragoza que fue muy superior y no hizo ninguna concesión. La superioridad física y la abundancia de centímetros descompusieron y desgastaron a las de Popi González, que apenas tuvieron opciones hasta el tercer periodo y acabaron siendo totalmente superadas, no lo olvidemos, por el vigente campeón de la Copa de la Reina y equipo de Euroliga, un conjunto que, además, castigó mucho desde el perímetro.