Como era previsible en cierta medida, Bembibre cerró una semana desafiante con tres partidos, sumando una nueva derrota (86-60) en esta ocasión ante el Avenida, en derbi autonómico. Las locales resolvieron el enfrentamiento con un parcial abrumador de 18-0 en los minutos previos y posteriores al descanso. Sin apenas descanso y debido a la falta de costumbre, las jugadoras de Bierzo Alto sintieron el impacto de su viaje a Canarias, enfrentándose a un final de partido que se volvió muy exigente para el equipo dirigido por Bea Pacheco. Además, la victoria de Celta sobre Cadí La Seu complica aún más la situación clasificatoria de Bembibre, que necesita una reacción épica para lograr la permanencia.

La disparidad en altura fue sin duda la clave de un encuentro en el que las jugadoras de la villa del Boeza compitieron de manera sólida hasta la mitad del segundo cuarto. No obstante, se desmoronaron a partir de ese momento frente a un aumento repentino de intensidad que acabó anulando las posibilidades del equipo berciano en Salamanca. Las dirigidas por Bea Pacheco no pudieron soportar el elevado ritmo impuesto por las jugadoras azulonas en el debut de Nacho Martínez.

Aula sigue a una victoria del líder de la categoría.