Tras el anuncio en la tarde de este martes de la salida del Club de Belén Arroyo., el Perfumerías Avenida ha anunciado la renovación del «estandarte» del equipo Silvia Domínguez.

La base lleva disputados más de 400 partidos con el equipo de Salamanca , tras nueve temporadas en el club charro para la jugadora referente de la historia perfumera lo seguirá siendo, como mínimo, dos años más. Capitana y presidente han presentado este miércoles  en Würzburg la renovación del “cerebro” de Avenida, una “salmantina”, como bien la definía Jorge Recio.

«Damos por iniciada la temporada 19-20», bromeaba Jorge Recio al comenzar la comparecencia. Silvia es Perfumerías Avenida y poco más se necesita para hablar de su necesaria renovación, «estará, con las dos que ha renovado, once temporadas con nosotros y espero que aún puedan ser más», deseaba el presidente de Perfumerías Avenida.

Motivos

Tampoco se necesitan las razones pero, en caso de dudas, las despejaba el mandatario azulón, Jorge Recio, «es la líder, la guía, lo da todo. Es un valor fundamental dentro y fuera de la pista, en las victorias y, más importante aún, en las derrotas».

Domínguez agradecía al club «la confianza que siguen teniendo en mí, y que me la demuestran siendo una de las primeras piezas del nuevo proyecto», comentaba la capitana. Para una jugadora que es ya parte del club, no fue necesario mucho tiempo para pensar, «al final no tengo que darle muchas vueltas cuando te identificas tanto con un club. Es un honor y un lujo«, reconocía Silvia.

Influyó en su decisión el proyecto futuro de Avenida, «me transmiten la creación de un proyecto ambicioso no por los resultados que se den, sino por la intención de traer a gente que tenga ganas de entrenar cada día y crecer en Europa. Tener la motivación de venir a entrenar cada día es fundamental para mí», explicaba Domínguez. No será fácil ni la reestructuración del club ni el futuro de la Liga, «va a haber muchos rivales, nos espera un futuro en el que no sepamos de antemano quién puede ser el ganador de la Liga. Eso es bueno para todos», reconocía.