Avenida perdió (79-78), ante Girona el segundo partido de la temporada en Liga Femenina, en un choque intrascendente a nivel clasificatorio, las charras acabarán la Liga Regular en primer lugar pase lo que pase, aún les resta a las salmatinas disputar un partido.

Entre los objetivos conseguidos del partido estaba no sobrecargar más a las jugadoras más castigadas por minutos. Segundo partido de la “gira catalana” en tres días y, de nuevo, no contaba Roberto con Kah ni Karlie, por molestias aún presentes. Repetía el quinteto de La Seu (49-70) y salía Avenida con un verdadero tiro, con un 0-8 de arranque, seis de ellos de Lou imparable, que obligaban a Uni Girona a pararlo con un Fontajau que se había enmudecido de inicio. Amplió la renta hasta el 3-15, máxima del partido, con un equipo salmantino volando en ataque y defendiendo con intensidad, porque no entienden otra cosa estas jugadoras. Tenía que reaccionar el equipo local, único que se jugaba la esperanza de ser segundas, y lo hizo de la mano de una Mendy en estado de gracia durante toda la tarde. Parcial casi devuelto para recuperarse y casi empatar el choque, pero el arreón final de Avenida lo dejaba en 17-24. Estaba siendo un partidazo, al contrario de lo que su importancia y el cansancio en ambos equipos podía presagiar. Anotación alta, ritmo alto e incluso defensas intensas. Las catalanas comenzaron a crecerse desde el acierto y la rapidez en las transiciones. Las rotaciones en el bando azulón, donde ya habían jugado las diez disponibles al comienzo del segundo cuarto, no impedían a UniGirona darle la vuelta al marcador, pero volvió a resistir el equipo charro la ofensiva local. Volvió a crecer con un par de penetraciones de Maite, un triple de Andrea… Una canasta de Leo empataba el duelo pero faltaba el triple sobre la bocina, no sería el último, de Mendy, parar cerrar la primera mitad 44-41.

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Para el espectador, una delicia. Eso sí, estaba claro que en algún momento alguien iba a tener que bajar el pistón. Lo hicieron ambos equipos en ataque no por falta de buen juego si no por la defenbsa de ambas escuadras, que había subido un par de marchas. De nuevo Lou volvía a poner a Avenida a tiro de piedra y consumaba la “mini remontada” el equipo azulón desde el perímetro. Sucesión de 2+1 en ambos lados, con un par de ellos de Leo, para poner a las azulonas con dos posesiones de ventaja, 53-58 al final de los treinta minutos.

Esa marcha de Avenida se mantuvo en los primeros instantes del parcial definitivo, con las azulonas gustándose en ataque, moviendo a la perfección la bola y encontrando las mejores opciones y maniatando en defensa a UniGirona. La ventaja llegó a ser de once puntos, 60-71, pero justo en el momento de lograrlo, las catalanas se jugaron el todo por el todo y supieron reaccionar. Un 14-2 de parcial para darle la vuelta al choque y cambiar la dinámica. Canastas sobre la bocina que levantaban al pabellón culminadas por la que pondía el 77-73, un triple con el reloj casi consumido de Mendy desde ocho metros y contra tabla. Valen igual. Bueno, ese valió incluso más. Penetración de Maite, falta a Mendy que no falla para sentenciar y sólo quedó tiempo para el triple final de Leo. Derrota pues, que, si ha de ser, mejor que sea hoy, sin nada en juego pero con mucho derrochado sobre la pista, y bien celebrado por el equipo y la afición local al final.