Foto: @VirPintado

Avenida no ha dado opción en el partido de vuelta de los cuartos ante Lointek Gernika, para vencer 73-43 en una serie que ya venía con 15 puntos de ventaja de Maloste. Las vascas, lastradas por las bajas que incluso se acrecentaron durante el partido, no han podido siquiera meter el miedo en el cuerpo a un Avenida que ha salido serio y sólido, sin conceder nada al rival, para dejar el duelo y la serie casi sentenciada al descanso. Lou Samuelson, con un doble doble de 19 puntos y 10 rebotes, además de los 17 puntos de Kah (sin sobrepasar ninguna los 21 minutos en pista) fueron los nombres, en ataque, más destacados.

Seguramente las opciones del partido y de la serie para Gernika pasaban por meter el miedo en el cuerpo al inicio. Apostó Mario López por esa zona que le dió réditos en los instantes finales de la ida pero no iba a haber ninguna opción. Los tres triples iniciales, la mejor receta anti zona que existe, sepultaron las opciones vascas que desde ese momento se vieron a remolque. De hecho, sólo la falta de mayor puntería en ese inicio, sobrecargando el ataque desde el perímetro, impidió a Avenida gozar de una mayor renta que, ya de por sí, era bastante elevada porque defensivamente no había regalos. Ya saben lo de “a perro flaco…” y a un equipo lastrado por las bajas como Lointek, le salió otro lunar con el golpe en la cabeza de Moore que, con apenas dos minutos, le impediría volver al duelo aunque no parece revestir gravedad. Entre los triples y los canastones de Kah, la ventaja se iba al 23-6 tras diez minutos. 

Con esos +17 y los +15 de la ida, la cosa se había puesto en franca ventaja para Avenida que sólo debía administrar y seguir probando. Mucha rotación y movimientos constantes de banquillo para un cuarto de intercambio de golpes total en el que Lou y Kah, Kah y Lou, se iban alternando para levantar al personal de sus asientos. Evidente relajación defensiva que permitía a Gernika anotar más fácil, aunque con instantes de “apretar dientes” que servían para abrir más renta, llegando al descanso con un claro 48-21.

Nunca se puede decir en deporte, menos en baloncesto, que “el pescado está vendido”, pero esa sensación daba sobre el parqué. De hecho, si ambos equipos hubieran podido darse la mano y encarar túnel de vestuarios para siempre al descanso, lo hubieran hecho, con un tercer cuarto que no pasará a los anales de la historia del baloncesto. Apenas un par de triples de Lou respondidos por Roundrtree como bagaje para ambos conjuntos. 

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Los diez minutos finales sirivieron, al menos, para mostrar que Avenida sigue con hambre porque, a falta de dejarse ir, los movimientos en el banquillo, terminando con Andrea como base y AD como “tres”, dieron aire y mayor intensidad al equipo para terminar con mejores sensaciones que en Gernika ante, eso sí, un rival que ya no podía más, con siete jugadoras disponibles y ganas de vacaciones merecidas. Triunfo cómodo y elimiatoria solventada con nota, pero sin posibilidad de parar pues este viernes el equipo emprende rumbo a Lleida, primero, y a La Seu después donde, sin solución de continuidad, arrancan las semis este domingo, 18:45 horas; la vuelta el jueves 5 de mayo a las 20:30h.

El rival en semifinales apeo al Zaragoza, las catalanas empataron (58-58) en el partido de vuelta, haciendo valer el apabullante Casademont Zaragoza 57-Cadí La Seu 75 del partido de ida.