Foto: @BaloncestoESP

Un parcial de 18-0 en el primer cuarto parecía definitivo para un partido en el que Valencia Basket se mostraba muy superior, superado los 20 puntos de ventaja en el segundo cuarto. Pero Silvia Domínguez encabezó la remontada de un equipo de carácter acostumbrada a ganar. El marcador se apretó en los últimos minutos, pero las charras se quedaron sin tiempo para culminar una meritoria remontada y tuvieron que mandar al Valencia BC a la línea de tiro libre, al final 78-73.

Treinta minutos de pesadilla y diez de orgullo. Avenida no pudo terminar de culminar una remontada épica y se queda con el subcampeonato de la Supercopa de España, conquistada por Valencia Basket. Las azulonas fueron claramente sobrepasadas en tres cuartos en los que no comparecieron defensiva ni, casi, ofensivamente, y tiraron de un enorme coraje para estar, incluso, a tiro de tres de llevar el partido a la prórroga. Coraje y Silvia Domínguez deben ser ya sinónimos y fue la capitana el estandarte en los peores momentos, junto a otra actuación solvente de Fasoula

El Valencia BC vio debilidad en la semifinal de su rival, un Avenida que sufrió más de lo esperado ante el Gran Canaria (90-87), mientas que las valencianas se impusieron claramente a Zaragoza (57-74) . Y las de Rubén Burgos salieron con una gran intensidad defensiva espectacular para dar el primer golpe de efecto. Solo permitieron los primeros puntos de Antonia Delaere para pasar del 0-2 al 18-2 en siete minutos de juego. Cristina Ouviña al timón sin renunciar a mirar al aro; Alba Torrens en la definición y Queralt Casas en todos los lados del campo.  Maria Fasoula apareció para dejar el primer cuarto en un 24-12.

Con la salida a pista de Awa Fam, el Valencia BC había realizado la rotación de todas sus jugadoras. Pepe Vázquez sacaba a jugar a Sika Koné, todavía sin entrenamientos con sus compañeras, mientras que Leo Rodríguez se quedaba en el banquillo. El rebote era ‘taronja’ y las 11 pérdidas de las salmantinas provocaban el -20.  El segundo cuarto se cerró con una lección de calidad y coraje de Silvia Domínguez, que anotó un triple de 8 metros bien defendido por Fam (42-22).

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Era un -20, pero esa canasta de Silvia significó mucho más. La de Montgat hizo un tercer cuarto espectacular, intentando recortar distancias y echándose el equipo a la espalda. Fue una especia de “somos Avenida, y hemos ganado esta Supercopa nueve veces. Andrea Vilaró la siguió con dos triples desde el mismo sitio; y Leo Rodríguez ayudaba con su muñeca. La diferencia solo bajó hasta los 18 al final del tercer cuarto pero el cambio de dinámica era evidente (64-46).

Y así se llegó a un último cuarto de carácter para el Avenida. Apretó en defensa como no lo había hecho en el segundo cuarto, y controlando las pérdidas se colocó a 7 a falta de cinco minutos (69-62). Rubén Burgos pidió un tiempo muerto para tranquilizar a las suyas sin perder intensidad. Una canasta de Leticia Romero al final de la posesión adquirió una importancia vital, pero Fasoula anotaba cerca del aro para no perder la emoción de la final (75-71 a falta de 45 segundos). Como hormiguitas, ante la incredulidad y el asombro del personal, las salmantinas se pusieron a sólo tres de desventaja con una posesión por jugar. Lo intentó Silvia penetrando y buscando la falta pero Ouviña robó balón y ahí terminaba el partido muriendo en la orilla.