Cara y cruz para las nuestras en una nueva jornada de la Liga femenina de baloncesto.

IDK Euskotren- Perfumerías Avenida (66-84) 

Carácter de líder. Eso es lo que demuestra el Perfumerías Avenida cada vez que salta a la pista. Y en esta ocasión fue más que suficiente para poder lograr en San Sebastián un octavo triunfo consecutivo con el que afianzarse en lo más alto de la tabla clasificatoria. Una victoria en la que volvieron a destacar factores innegociables para su técnico como el sacrificio defensivo y la circulación de balón. Dos premisas con las que marcar diferencias ya desde los primeros compases ante un IDK Euskotren que se vio superado en defensa para ceder el mando en el electrónico (16-28). Lograron reaccionar en ataque las de Azu Muguruza con el inicio del segundo cuarto, pero para entonces, el conjunto azulón había logrado una amplia renta que les permitió afrontar la segunda parte con una dosis extra de tranquilidad (30-42). El paso de los minutos le sirvió al cuadro donostiarra para meterse poco a poco en partido a través de la labor de pico y pala de Coulibaly, dueña y señora de la pintura dominando tanto la anotación como el rebote. Una jugadora que dio esperanzas a la afición local pero que, sin embargo, no fue suficiente para poder poner en peligro el triunfo de un equipo que sabe mejor que nadie cómo cerrar los partidos. La octava se subía así al autobús del Avenida (66-84)

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Lointek Gernika – Quesos El Pastor (80-55)

Suma y sigue el Lointek Gernika en su proceso de construcción de equipo tras la conquista de una nueva victoria. En este caso ante un Quesos El Pastor que llegaba a la cita con cinco derrotas consecutivas en su casillero y que no pudo aguantar el alto ritmo de juego impuesto por su rival. Porque las jugadoras de Ángel Fernández conservaron sus opciones de victoria durante algo más de 20 minutos, exactamente el tiempo que necesito el equipo local para romper un encuentro en el que las zamoranas habían logrado resistir gracias a la falta de acierto exterior de su rival unida a su solidez en el rebote (36-29). Pero fue el paso por vestuarios el que comenzó a marcar diferencias con un Lointek Gernika mucho más sólido con el inicio del tercer cuarto capaz de generar opciones interiores con las que abrir brecha en el electrónico (62-42). Con diez minutos por jugarse y el encuentro prácticamente decidido, las de Mario López aprovecharon para ganar confianza a lo largo de un periodo final con el que recuperar su mejor juego (80-55).