Acaba el maratón de partidos y desplazamientos para las jugadoras de Avenida. El equipo charro cierra la fase regular de la LF Endesa, de la que ya es campeón, este jueves a las 20:30 en Würzburg ante Innova TSN Leganés, en un duelo aplazado por la participación azulona en la Final de Euroliga y que supone el número trece en treinta días, dieciséis en sólo cinco semanas. Una barbaridad de la que las azulonas están saliendo con la cabeza alta y, con múltiples heridas de guerra y cansancio, pero al menos sobreviviendo. De nuevo sin nada en juego para ningún equipo, el choque podrá servir, si es posible, para probar cosas de cara a las eliminatorias por el título, que no se crean que arrancan dentro de mucho, este domingo ya empiezan los partidos, ante un rival aún por conocer: Estudiantes o Gernika. 

Queda, pues, el último sobreesfuerzo antes de tomarse un respiro de apenas 24 horas y comenzar a poner la mente en ganar la Liga, ahora sí, el sprint final de la campaña. Poco hay que reclamar a las jugadoras a estas alturas, salvo que traten de cumplir objetivos planteados, que terminen enteras y que, en la medida de lo posible, no agoten mucho más sus reservas de gasolina, sin duda la meta más complicada de cumplir.

Y es que la paliza del equipo, con esos trece partidos en treinta días o, aún más cercano, tres en los últimos cinco, es notable y se aprecia en cada encuentro en cuanto corre el reloj y las piernas no responden. Ayer se vio y seguramente se verá mañana por lo que, de nuevo, toca desenmarañar el galimatías de minutos para el staff técnico y dar más descanso a las que más curraron ayer y tratar de incorporar, aunque sea mínimamente, a alguna de las tocadas que se han perdido los últimos partidos como Karlie, evolucionando positivamente de sus molestias en la espalda, o Kah con su esguince de tobillo. Silvia, con dolencias en su talón, podría volver a perderse el duelo para no forzar y tratar de recuperarse de cara a playoffs. Así pues, ese galimatías también será de posiciones, como ya se vio ayer en algunos instantes, con algunas jugadoras que, forzosamente, deberán ocupar posiciones no muy habituales para ellas. 

Cerrará en Würzburg, aunque no estaba así previsto inicialmente, su temporada en la élite TSN Leganés con la satisfacción del deber cumplido y con un par de fechas de margen. Las madrileñas, tras coquetear con el descenso en parte de la campaña, supieron reaccionar en el tramo final para quedarse entre las mejores. A las órdenes de Evaristo Pérez Torices (palentino de nacimiento, pero burgalés de adopción), ex seleccionador nacional, Leganés ha logrado, un equipo competitivo. Jugadoras de nivel que, a la postre, han sido determinantes como Pierre Louis o Imani Tate, acompañadas por Hartmann, Jespersen, Dembelé y la dirección notable de la española Marta Hermida, gran temporada la suya. 

Recuerda seguir la actualidad deportiva en nuestros perfiles de Facebook y Twitter

Roberto Íñiguez: “Trataremos de seguir probando cosas”

Ante un nuevo partido sin nada “numérico” en juego, el objetivo para el entrenador de Avenida es claro: “trataremos de seguir rotando a las jugadoras, seguir probando cosas por lo que habrá jugadoras que en algunos momentos estén fuera de su posición”, reconoce Roberto Íñiguez. Más allá de todo eso, “no queremos fatigar más a nadie pensando ya en los playoffs, hay que preveer situaciones de cara a las eliminatorias por el título”, explica el vitoriano. Pensando en el rival que nos visita, “creo que es un partido que nos puede venir bien por cómo juegan para mejorar el uno contra uno en defensa, sobre todo de las jugadoras interiores, porque tienen un par de jugadoras que juegan mucho en esas posiciones, además de ese uno por uno contra Imani Tate que hay que defenderlo bien”, señala Íñiguez. En resumen, “buscaremos seguir insistiendo en cosas que queremos mejorar. Es un día para insistir en esos detalles”, concluye.